Policiales
Jueves 15 de Febrero de 2018

Una compañera de celda de Nahir pidió que no la encerraran con ella

Desde que confesó haber matado a su novio, la joven de 19 años compartió su celda con tres mujeres distintas.

Nahir Galarza permanece detenida en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Gualeguaychú desde el 2 de enero último. A la joven de 19 años le dictaron la prisión preventiva de 60 días luego de que confesó haber matado a su novio, Fernando Pastorizzo, quien recibió dos disparos durante la madrugada del 29 de diciembre del año pasado.

En la celda en la que se encuentra, de 2x4 metros con una mesa de cemento en el centro, hay dos camas de hierro y desde que ese se convirtió en su nuevo hogar, la joven estudiante de Derecho tuvo algunas inusuales compañeras, informó BigBangNews.


La primera camarada de celda de Nahir se llamaba Rosita y fue la culpable de que trascendieran algunos supuestos pedidos extravagantes de la única imputada por el asesinato de Fernando. Cabe recordar que se había mencionado que la joven de 19 años había pedido, entre otras cosas, un personal trainer, comida gourmet y un aire acondicionado en la celda.

Lo cierto es que el tiempo pasó, Rosita, que estaba detenida por rebeldía por un robo, logró su libertad y Nahir tuvo que compartir la celda con otras dos mujeres. Según le detalló el mánager a BigBang, la primera se llamaba María Cristina Luna, una mujer de aproximadamente 40 años y madre de dos futbolistas.

Según reveló Zonzini, la mujer quedó detenida a pedido de Sergio Rondoni Caffa –el mismo fiscal que investiga la muerte de Fernando Pastorizzo- por estafar a gente en Gualeguaychú. La segunda compañera que tuvo Nahir durante este mes y medio de encierro fue una joven cordobesa de 23 años, a quien detuvieron por algunos disturbios en un boliche de la zona.

Se trata de Lucía, quien al momento de quedar detenida pidió y hasta rogó que no la ubicaran en la misma celda que Nahir. "No me pongan con Nahir porque le tengo miedo", habría dicho la joven cordobesa, según las propias palabras del vocero de Galarza.

Pese a que sus padres no sabían que Lucía estaba presa, el mánager sostiene que con el tiempo se hicieron "amigas" con Nahir y que la cordobesa se ofreció a defender a la imputada por el asesinato del joven de 20 años en los medios de comunicación.