En el sexta audiencia del juicio contra Nahir Galarza, la única acusada por el crimen de Fernando Pastorizzo en Gualeguaychú, una perito psicológica de la defensa reveló los resultados de una evaluación de personalidad que le realizó a la joven. Entre las conclusiones que partieron de cuatro encuentros, afirmó que Galarza presenta "indicadores de haber sido abusada sexualmente", publica portal TN.• LEER MÁS: En pleno juicio, el padre de Nahir Galarza pidió su retiro de la Policía

Alicia Paday aseguró que llegó a esos resultados en base a dibujos que hizo la acusada y el test de Millon, un cuestionario de 600 preguntas que se responden con verdadero o falso. De acuerdo a la especialista, la personalidad de Nahir denota trastornos graves; con una conducta desganada, fría y distante.

La especialista, solicitada por el abogado defensor José Ostolaza, declaró a los jueces que Galarza presenta "mecanismos disociativos, breves y esporádicos brotes psicóticos"; y que sus actitudes de defensa se deben al deterioro de su personalidad porque "debe haber sufrido muchos hechos traumáticos".

• LEER MÁS: La tormentosa relación de Fernando y Nahir, en los relatos de sus amigos

En este marco, Paday contó que, de su entrevista con la detenida, conoció la versión que apunta a que Pastorizzo ejercía una violencia psicológica. "Existe un vínculo patológico y tiene todas las características de una víctima de violencia de género", indicó, de acuerdo al diario El Día.

En ese momento, la psicóloga afirmó que Galarza "tienen indicadores de haber sido abusada sexualmente". Por este motivo, la especialista dijo que a partir de todo lo que le sucedió, la joven no puede confiar en nadie: "La baja tolerancia a la frustración es porque no tolera sufrir más".

• LEER MÁS: Se filtró material íntimo de Nahir Galarza en la semana previa al crimen de Pastorizzo

Otro de los testimonios de la jornada de hoy fue el del psiquiatra Simón Gighlione, que elaboró el informe forense sobre la psiquis de la acusada poco antes de la elevación a juicio. En base a las reuniones que tuvo con la acusada, el médico sostuvo que la joven "distinguía lo lícito de lo ilícito", tenía una "disregulación emocional con tendencia a la irritabilidad, insomnio y baja tolerancia a la frustración".

En esta oportunidad, Nahir no asistió a los tribunales este jueves por recomendación de sus abogados, después de la crisis que tuvo cuando se planteó la posibilidad de exhibir un video íntimo suyo con la víctima. "¿Es necesario que muestre ese video? ¿Por qué lo quiere mostrar? Si usted muestra ese video va a ser el responsable de que yo me suicide", le dijo al fiscal Rondoni Caffa al terminar la audiencia.