El juez Jorge Benatti ordenó que un hombre que no pagó la cuota alimentaria desde el pasado septiembre pase los fines de semana detenido hasta que cancele la deuda. Durante la semana estará en libertad para que pueda trabajar y así reunir el dinero.

El magistrado consideró que se trató de un caso de violencia de género económica contra su exesposa. Lo entendió así por los controles que ejercía el hombre sobre el uso y la distribución que hacía la mujer con el dinero y que amenazó con dejar de darle.

La mujer presentó una denuncia en la que especificó que su exmarido le había dejado de pagar la cuota alimentaria pro su hijo el pasado septiembre y que había acumulado una denuda de 19.462, 63 pesos. También detalló el calvario que le hacía sufrir por el dinero.

"En nuestra sociedad las tareas de cuidado que realizan las mujeres son invisibilizadas, naturalizándose la visión de la mujer como proveedora de cuidado, como si fuera ésta una asignación de tipo biológica", señaló el juez en su fallo inédito y ejemplar.

"Pareciera que si ella es la que gesta en su vientre y la que amamanta, ella es la que debe cuidar de sus hijos y satisfacer sus necesidades una vez que éstos quedan a su cuidado", añadió Benatti, quien ejerce su magistratura en la ciudad neuquina de Cipoletti.

En su descargo, el condenado señaló que, ante cada intimación, manifestaba que no tenía trabajo y que no consigue reunir dinero para abonar la deuda generada. Situación que llamó la atención ya que tiene un nuevo grupo familiar y que tiene una nueva hija, a la que "satisface sus necesidad como las suyas propias".