Santa Fe
Martes 10 de Julio de 2018

Jorge Álvarez: "Vamos camino a una grieta social"

Lo afirmó el ministro de Desarrollo Social de la provincia de Santa Fe. Alertó que el Gobierno Nacional, desde junio de 2016, no modifica los montos transferidos en materia de seguridad alimentaria.

El ministro de Desarrollo Social de la provincia de Santa Fe, Jorge Álvarez expresó que existe un creciente aumento de la demanda alimentaria, que sumado a la inflación en el mismo período recrudece la situación. La provincia está cubriendo ese desfase, con la actualización de precios reglamentada, pero precisa del acompañamiento del Gobierno Nacional que desde junio de 2016 no modifica los montos transferidos en materia de seguridad alimentaria.

"Es imperiosa la firma de un nuevo convenio para seguridad alimentaria, con los pies sobre la tierra, ya que los importes transferidos por el Gobierno Nacional no aumentan desde el mes de junio de 2016. Solo los índices oficiales de inflación ascienden al 60% en tal período, a lo que debe sumarse mayor demanda. Paralelamente es necesario firmar convenios referidos al fomento, fortalecimiento, equipamiento de los actores y espacios de la economía social que se encuentran imposibilitados de acceder al mercado laboral formal, entre otros", afirmó el Ministro Álvarez.

"Con preocupación vemos que vamos camino a una grieta social que nos hará más daño a los argentinos que la propia grieta política. Los distintos índices de pobreza, tal el caso del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, donde se remarca que casi la mitad de los niños, niñas y adolescentes en Argentina son pobres, indicadores que no solo se refieren a la elemental seguridad alimentaria, sumados a que más de la tercera parte de los argentinos están en las mismas condiciones, lamentablemente no parecen ser el límite de una realidad social que tiende al deterioro del tejido social".

"Este camino conduce a peores índices de pobreza a lo largo de este año y el riesgo de una mayor conflictividad social, obliga a una mayor articulación entre Nación y provincias, y la participación en la implementación de lo establecido en la ley de emergencia social, de la cual hoy las provincias estamos excluidas".

Demanda social
Respecto a los programas y apoyos económicos que se realizan desde la provincia, el ministro destacó: "desde Santa Fe venimos realizando una fuerte inversión en la seguridad alimentaria, destinada a comedores comunitarios y copa de leche, que han sufrido un incremento desde el inicio de nuestra gestión del 127%. Este porcentaje incluye no solo la lógica actualización consecuencia de la inflación, sino también de la mayor demanda social, pasando de poco más de 10 millones a fines del 2015 a 24 millones mensuales. A esto debemos sumar 52 millones mensuales destinados a Tarjeta Única de Ciudadanía, de los cuales 25 millones se reciben de Nación. Cabe agregar los más de 74 millones mensuales destinados por el Ministerio de Educación para comedores escolares y copa de leche".

La provincia no realiza aportes de manera directa a los ciudadanos, se realizan a través de transferencias dinerarias a municipios, comunas e instituciones de la sociedad civil, dentro de las que se destacan, Cáritas, la organización no gubernamental Los Sin Techo, entre otras, y que totalizan 697.

El abordaje social que se articula desde el gobierno de la provincia de Santa Fe incluye además de la seguridad alimentaria; el Plan Abre y el Abre Familia, programas que actúan en múltiples dimensiones para mejorar la calidad de vida en el barrio de los vecinos y hacia el interior de cada una de las familias. El trabajo con jóvenes a través de la capacitación en oficios del programa Nueva Oportunidad, también el programa Vuelvo a Estudiar, una iniciativa para los que no lograron finalizar sus estudios y vuelven a tener la oportunidad; proyectos de Centros de Producción; economía social; entre otros, que se organizan a través de los diferentes ministerios de la provincia de Santa Fe.

Y aclaró: "Sin dudas esto solo no alcanza. La marcada realidad social fruto del continuo aumento de precios, el régimen tarifario, la pérdida de trabajos transitorios, vulgarmente conocidos como changas, está afectando fuertemente a la propia clase media baja. Fruto de esta realidad se incrementaron las solicitudes de ayudas alimentarias por parte de grupos familiares que asisten a centros de día; centro de atención primaria de salud; comedores y copas de leche comunitarios; clubes deportivos".


Álvarez insistió: "Las políticas sociales integrales del gobierno provincial de Santa Fe que abordan diferentes dimensiones de los sectores de más vulnerabilidad, alimentaria, salud, educación, acceso a servicios, laboral, vivienda, de por sí solas no alcanzan cuando las necesidades básicas de la población aumentan y el Estado nacional no acompaña".


Desde 2012, en Santa Fe rige la Ley Provincial Nº 13.296, reglamentada por decreto 2.108/13, que exige el aumento del valor de las raciones de comedores y copa de leche anualmente (en los meses de marzo y julio), tomando como referencia el Índice de Precios al Consumidor (IPC).