"No me voy conforme, en realidad yo confiaba en la Justicia. A mí hijo me lo mataron"; "Yo estoy destrozada, a mí con la condena de 15 años no me sirve, nadie me lo devuelve a mi hijo", con esas palabras se refirió Noemí Moreyra, la madre de Mauricio Federico Uviedo, un joven albañil de 21 años que en 2015 fue acribillado de cinco balazos cuando se encontraba en una obra en Recreo.

Esta mañana, un tribunal pluripersonal de jueces le impuso una pena de 15 años de prisión efectiva a uno de los autores del crimen, Francisco Vedia, quien fue encontrado culpable del delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego y robo calificado.

El dictamen judicial tuvo lugar en la Sala I del subsuelo de tribunales y estuvo a cargo de los jueces, Octavio Silva (presidente), Jorge Pegassano y Néstor Pereyra (conjuez). La pena impuesta por los magistrados fue inferior a la que solicitaron los fiscales del caso, Jorge Nessier y Ana Laura Gioria, quienes pidieron 20 años de prisión. El mismo monto de pena fue requerido por la querella del caso, a cargo de José Mohamad.

El caso remonta al 11 de septiembre del 2015, cuando cerca de las 13, tres muchachos, entre ellos Vedia, ingresaron a una obra en construcción de calle San Juan al 100, en el sur de la ciudad de Recreo. Uviedo se encontraba allí y recibió cinco impactos de bala que fueron ejecutados por el hoy condenado Vedia. Su muerte fue instantánea.

Tras el violento episodio, Vedia tomó la moto que era propiedad de Uviedo, una Honda Wave, y escapó del lugar motorizado, al igual que los otros dos sujetos que no pudieron ser identificados por los testigos.

Seis días después del hecho, Vedia, sabiendo que lo buscaban los pesquisas de la Sección Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), se entregó y se puso a disposición de la Justicia. Desde ese entonces, permaneció detenido con prisión preventiva y llegó al juicio, el cual comenzó el pasado jueves 26 de abril en tribunales.

Bronca y mucho dolor

"Este chico Vedia había entrado a Ángel Gallardo por otros conocidos. Entró a andar en moto fuerte, a tirar balaceras en las canchas y en las plazas. No solo fue la bronca con mi hijo sino con todo Gallardo. Incluso nosotros habíamos hecho una poblada por este delincuente", de esa manera contextualizó la madre de la víctima sobre cómo fue el historial de Vedia con su hijo.

"La cosa fue empeorando. La bronca fue mayor contra nuestra familia, contra nuestro hijo y esto fue así", relató Noemí Moreyra. "Él lo que quería era la moto de mi hijo. Donde nos veía nos quería robar la moto hasta que llegó a esta instancia. Nunca pensé que podría matármelo", explicó entre lágrimas la madre de Mauricio Uvideo.

"Yo estoy destrozada, a mí con la condena de 15 años no me sirve, nadie me lo devuelve a mi hijo, nunca más", amplió y concluyó: "Mi hijo tenía su mujer y dejó su nene de nueve meses. Ahora va a tener tres años el chiquito".

Escandalosas escuchas

Durante el debate que concluyó en la sentencia de 15 años, se reveló que el imputado, desde la cárcel de Las Flores llamó al hermano de un testigo clave, identificado como Brian A., para que este no asista a declarar al juicio.

El mismo Brian A. fue compañero de obra de Uviedo y según la Fiscalía, presenció el crimen. Por esa razón fue citado al juicio ya que en su primera declaración ante la policía, sostuvo que Vedia, al que se lo conoce como "Fran", fue quien ejecutó a Uviedo el 11 de septiembre de 2015.

"Si el Brian no se presenta, a mí me tienen que largar... ¿entendés?", fue uno de los fragmentos que Vedia le dijo desde la cárcel al hermano del Brian A., en una conversación mantenida a las 11.49 del viernes pasado.