La causa que investiga el hallazgo de un bebé desmembrado y sin vida en el basural de la ciudad de Coronda (departamento San Jerónimo) intenta establecer quién arrojó el cuerpo que fue hallado el pasado miércoles en horas de la tarde.

Al respecto, desde la Fiscalía de aquella ciudad, a cargo de Marcelo Nessier, se ordenó una serie de medidas que buscan establecer los partos que hubo las últimas semanas en el Samco local y en una clínica privada, también de esa localidad.

En este aspecto, los investigadores pudieron corroborar un total de 25 partos registrados tanto en el efector público como en el privado. A su vez, se detectaron 72 controles prenatales.

Los datos, afirman los investigadores, serán claves para cotejar los domicilios de aquellas personas que fueron atendidas tanto en el Samco como en la clínica privada.

LEER MÁS: Macabro hallazgo en un basural de Coronda: encontraron un bebé descuartizado

Al respecto, el fiscal Nessier indicó a UNO Santa Fe que "se está trabajando domicilio por domicilio con dos móviles policiales tratando de constatar la presencia de los niños nacidos y sino, en el caso de los controles prenatales, los embarazos en gestación", expresó el funcionario de la Unidad Fiscal San Jerónimo.

En tanto, el funcionario explicó que la pesquisa no solo abarcará la ciudad de Coronda sino que inclusive puede extenderse a otras localidades cercanas, como Desvío Arijón o Arocena, comunas lindantes a la cabecera departamental.

Esperan más resultados

La causa espera, por otro lado, que en los próximos días sean remitidos los informes realizados al cuerpo en el Instituto Médico Legal de la ciudad de Rosario. Los mismos fueron solicitados tras realizarse la autopsia en la Morgue Judicial de Santa Fe tras el hallazgo de los restos en el basural.

Cabe destacar que la autopsia realizada al cuerpo no logró determinar cuál fue la causa de muerte del bebé ni tampoco si se trataría de un niño o una niña. "No se pudo determinar para lo cual habrá que esperar los informes del laboratorio médico y del informe histopatológico que se realiza en Rosario. Con esos dos exámenes, estaría el informe definitivo respecto de la autopsia practicada", detalló Nessier.

Un hallazgo macabro

Los restos del bebé fueron encontrados por un joven de 16 años que se encontraba en el basural de Coronda, ubicado por calle Santa Fe, en cercanías al arroyo Matadero. El cuerpo se encontraba desmembrado en una bolsa de nailon color negra. La misma, entienden los pesquisas, habría sido arrojada entre siete y quince días antes.

Las partes del cuerpo se encontraban con un avanzado estado de descomposición lo cual imposibilitó la toma de huellas dactilares y plantares.

El caso fue abordado en ese entonces por efectivos policiales que prestan servicios en la Comisaría 1ª de Coronda, los cuales remitieron las actuaciones al fiscal Nessier. Horas después se ordenó la autopsia en la morgue judicial de Santa Fe.