El exsíndico de Colón y representante por la querella en la causa que investiga la administración fraudulenta contra el club, Ricardo Calvo Arrazola, se mostró conforme por la confirmación por parte del juez Jorge Alberto Andrés del procesamiento al expresidente de la institución, pero manifestó su enojo por la desvinculación del contador Miguel Ángel Sikh.

El cambista personal

En diálogo con UNO en la Radio, Calvo Arrazola manifestó: "Desde la querella estamos muy contentos", en referencia a la confirmación del procesamiento de Lerche y otros exdirectivos del club, como Marcelo Eduardo Maglianesi y Osvaldo Oscar Pradolini.

Al mismo tiempo, aseveró: "Tenemos la triste noticia que desvinculan al que, para nosotros, tenía una actuación fundamental en el crimen que se investiga, la persona que fue sujeto y medio para el vaciamiento del club, siendo su propio contador", en referencia a Miguel Ángel Sikh, cuyo procesamiento fue revocado por el juez Jorge Alberto Andrés.

En ese sentido, Calvo Arrazola aseguró que Sikh "firmaba órdenes a través de mails a los empleados y descontaba cheques; está todo peritado. Ha quedado desvinculado de una manera insólita, pese a haber actuado como cueva financiera sin autorización del Banco Central".

Acerca de cómo habrían operado Sikh y Lerche para efectuar el vaciamiento en el club, Calvo Arrazola explicó que "los cheques eran descontados de Colón y depositados a precios completamente usurarios. Es decir, Colón entregaba un determinado monto y se le daba prácticamente nada, muy poco, a 30 días. Está plenamente probado que todo el tiempo Sikh actuaba como la persona que realizaba el desfalco. Se le imputa la participación necesaria, porque sin él no se hubiera podido cometer el ilícito. Son más de 200 cheques descontados por este mismo contador, que actuó como una cueva financiera. Inclusive reconoció haberlo hecho, obviamente porque los cheques y los números están todos peritados. Sikh confesó haber sido el cambista personal de Lerche".

Las causas de la desvinculación

Respecto a los motivos por los que Sikh quedó apartado de la investigación, el querellante expresó que "tenemos una sospecha importante respecto al abogado defensor que ha tenido participación en este caso, es una persona muy ligada a la política. Es exsecretario de Seguridad de la provincia y hoy postulante a camarista en la ciudad de Santa Fe", en referencia a Matías Drivet, exfuncionario en la cartera de Seguridad provincial durante la gestión de Raúl Lamberto como ministro.

En ese sentido, aseguró que esta situación "nos tiene muy preocupados, porque vemos que la política mete sus uñas en la parte judicial. Si queremos ser verdaderamente republicanos y hablar de república como lo hacemos a nivel nacional, en esta provincia también hay que serlo, y el Poder Ejecutivo no puede intervenir como lo está haciendo en este caso particular".

Consultado sobre los motivos por los cuales el gobierno provincial estaría defendiendo a Sikh, Calvo Arrazola afirmó que "esta gente ha recibido un montón de favores y en algunos casos, como el de los subsidios a Colón, jamás se realizó una rendición de cuentas completa y el club terminó penado por eso. Hay funcionarios que no investigaron ni radicaron las denuncias".