La causa que investiga la muerte de Antonella Olmedo, producto de una fuerte explosión que tuvo lugar en una sucursal de la panadería de 4 de Enero y J. J. Paso en 2015, sumó en la jornada de este lunes un nuevo querellante. Se trata del abogado penalista Federico Baridón, quien patrocina a una nueva víctima del hecho, María José L.

El flamante acto judicial se produjo esta mañana en la Sala 3 del subsuelo de tribunales en el marco de una audiencia de admisión de constitución de querellante que fue presidida por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkenberg. De la misma también participaron el fiscal que encabeza la pesquisa judicial, Andrés Marchi y los abogados defensores de los cuatro imputados, Juan Oroño por Martín Wexler, propietario del local donde se produjo la explosión; Ignacio Alfonso Garrone por Gustavo Arreguez, quien tenía un maxikiosco lindante a la panadería, y Sergio Martín a cargo de la defensa de Nicolás Colella, dueño de la firma (Colella e Hijos) y Nadia Sánchez, encargada de la panadería.

Quien dejó la silla vacía de la sala y no acudió a la audiencia fue el abogado querellante, Leandro Corti, que patrocina la querella de Marcela Olmedo, la madre de Antonella, la joven que falleció producto de la explosión en el local.

• LEER MÁS: Sorpresiva aparición de una querella en la causa que investiga la muerte de Antonella Olmedo

El suceso ocurrió en la tarde noche del 13 de septiembre del 2015. Olmedo ingresó en horas de la mañana al local donde trabajaba. El olor a gas se sintió durante toda la jornada. Cerca de las 19, la joven empleada se acercó hacia donde se encontraba un caño empotrado sin su respectivo tapón y observó que desde allí se propagaba el gas por todo el local. Segundos después, al manipular una heladera que se encontraba delante del caño, se produjo una descarga eléctrica que ante la gran cantidad de gas que se había acumulado durante todo el día provocó una fuerte explosión.

La onda expansiva generó que Antonella salga despedida desde el local comercial y caiga unos seis metros fuera con gran parte del cuerpo quemado. Fue trasladada al hospital José María Cullen, donde la asistieron y agonizó hasta el jueves 15 de octubre, donde se constató su fallecimiento.

Con condiciones

Durante la audiencia realizada en tribunales, se produjeron cruces en torno a si la pretensa querella debía constituirse y participar activamente del proceso judicial que tiene a las personas imputadas por "estrago culposo calificado por el resultado de muerte".

Por un lado, el fiscal Marchi no se opuso a la constitución pero sí aclaró al juez Falkenberg que es necesario que el proceso no se retrotraiga al inicio de la causa, teniendo en cuenta que previo a la sorpresiva aparición de la nueva víctima, el 12 de abril pasado, se iba a realizar la audiencia preliminar de juicio. Por su parte, los abogados de Wexler y Colella y Sánchez no se opusieron a la pretensión de Baridón.

Pero quien expresó su total rechazo a la nueva constitución fue el abogado defensor del propietario del maxikiosco lindante a la panadería, Alfonso Garrone, que consideró que la presentación de la nueva querella es "extemporánea".

Culminado ello, el juez Falkenberg admitió el pedido de constitución de querella aclarando que la víctima, por medio de su abogado, podrá participar del futuro debate, pero no tendrá la posibilidad de ofrecer pruebas ni tampoco formular una acusación.

Podría recurrir

Disconforme con el dictamen judicial del juez Falkenberg, Alfonso Garrone destacó en una rueda de prensa que "esta defensa se opuso ya que entiende que la presentación como querellante es extemporánea porque la notificación de la audiencia preliminar fue en diciembre y el Código asigna determinadas facultades a la partes una vez fijada la audiencia como proponer pruebas, oponerse, solicitar suspensiones de juicio a prueba".

"Entiendo que esas facultades están precluidas y la presentación como querellante se hace un día anterior a la realización de la audiencia preliminar. Entonces, ¿cómo es que logra esa parte ingresar al proceso con todas esas facultades concluidas que afecta notablemente el derecho a defensa?", agregó el letrado.

"El juez si bien otorgó la constitución como querellante lo hizo con limitaciones, es decir va a ingresar al proceso en el estado que se encuentre: no podrá acusar ni tampoco ofrecer pruebas, que es lo que disiento y estoy pensando seriamente la posibilidad de interponer una apelación a la misma", destacó Alfonso Garrone.

"La verdad es que no comprendo cómo podrá realizarse, por eso estoy en contra, entiendo que se podrá adherir a la acusación del fiscal pero entiendo que no es válido. No puede haber proceso sin acusación de la parte querellante", señaló.

Sorpresiva

La aparición de María José L. como pretensa querellante se dio un día antes de que se lleve a cabo la audiencia preliminar de juicio el pasado 12 de abril en la Sala I de tribunales ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Héctor Gabriel Candioti.

En aquel entonces, el abogado que patrocina a la nueva víctima, se presentó en tribunales con el fin de constituirse, situación que derivó en que se suspenda la audiencia para definir si la causa iba a juicio.