Judiciales

Comienzan dos juicios orales por delitos por abuso sexual a menores de su entorno familiar

En uno de ellos se juzgará a un hombre de 35 años acusado de abusar sexualmente de su propio hijo en Alto Verde. En el otro, un hombre de 31 años al que se le atribuye agredir sexualmente a la hija de la mujer que es su pareja.

Lunes 17 de Mayo de 2021

Dos juicios orales comenzarán este lunes a las 8:30 en los tribunales de la ciudad de Santa Fe para juzgar a dos hombres acusados de ser autores de delitos contra la integridad sexual de víctimas menores de edad.

Uno de los debates será para juzgar a un hombre de 35 años cuyas iniciales son A.A.G., a quien se le atribuye haber abusado sexualmente de su propio hijo en Alto Verde. La fiscal que investigó los hechos ilícitos es Alejandra Del Río Ayala, quien solicitará una pena de 16 años de prisión.

En el otro juicio, el acusado es hombre de 31 años de iniciales J.B.L., quien será juzgado por el abuso sexual de la hija de la mujer de su pareja. La fiscal que estuvo a cargo de la investigación es María Celeste Minniti, quien representará al MPA en el debate junto con el fiscal Matías Broggi y pedirán una pena de 15 años de prisión.

Vínculo familiar

En relación al caso del hombre que será juzgado por el abuso de su propio hijo, la fiscal Del Río Ayala informó que “fue acusado como autor de abuso sexual con acceso carnal y promoción a la corrupción de menores, ambos delitos calificados por el vínculo y por la convivencia”.

El tribunal pluripersonal que tendrá a su cargo el debate estará integrado por los jueces Sandra Valenti, Sergio Carraro y Jorge Patrizi. De acuerdo a lo informado por la OGJ, la lectura de la sentencia fue programada para el viernes en horario a confirmar.

“Los hechos que investigamos ocurrieron entre el 16 y el 17 de agosto de 2017, en una vivienda ubicada en Alto Verde en la cual convivían el acusado, su pareja y tres hijos”, detalló la fiscal. “La víctima es uno de esos niños, a quien el hombre agredió sexualmente aprovechando la situación de convivencia y la relación que los unía”, agregó.

Del Río Ayala también precisó que “la investigación se inició a partir del llamado al servicio de 911 que hicieron los directivos de la escuela a la que concurría la víctima, luego de que el niño sufriera un episodio coincidente con un probable abuso sexual”.

“Fue muy importante el trabajo conjunto que se llevó a cabo con el personal policial y con las docentes y directivos de la institución educativa. Además, se hicieron pericias genéticas y contamos con el testimonio de profesionales de la salud física y mental que brindaron asistencia al niño”, subrayó la fiscal. En tal sentido, hizo hincapié en que “si bien la víctima nunca pudo ser entrevistada en cámara Gesell a raíz de su imposibilidad de hablar de lo que sufrió, igualmente pudimos avanzar en la investigación y llegar a este juicio con una gran cantidad de evidencias”.

Convivencia

En relación al otro juicio que se iniciará mañana, la fiscal Minniti informó que “al acusado se le atribuyó la autoría de abuso sexual con acceso carnal (por ser cometido por un encargado de la guarda y por ser realizado contra un menor de 18 años aprovechando la situación de convivencias preexistente) y promoción a la corrupción de menores agravada (por ser la víctima menor de 13 años y por ser cometida por persona encargada de la guarda).

Por su parte, el tribunal pluripersonal a cargo del debate estará compuesto por los jueces José Luis García Troiano, Pablo Busaniche y Héctor Gabriel Candioti. Según informó la OGJ, la sentencia será leída en una audiencia programada para el jueves.

“Se investigaron abusos sexuales en perjuicio de la hija de la mujer que aún hoy continúa siendo pareja del acusado, cometidos en reiteradas oportunidades y durante un período prolongado, desde que la niña era muy pequeña y hasta entrada su adolescencia”, precisó Minniti. En tal sentido, añadió que “JBL aprovechó la situación de convivencia con la víctima para cometer los ataques sexuales e incluso amenazó a la niña con matar a su madre si contaba algo de lo sucedido”.

Al respecto, la funcionaria del MPA a cargo de la investigación informó que “estos actos iniciaron en la víctima un proceso de iniciación sexual suficientes para afectar su libertad, más si se tiene en cuenta que la niña consideraba a JBL como a un padre, lo cual hace que estas agresiones sexuales sean casi incestuosas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario