Judiciales
Lunes 29 de Enero de 2018

Crimen del albañil: están presos los acusados de matar al "Gordo" Martínez

Horas después del crimen de Julio Martínez fue detenido un hombre acusado por un robo y resistencia a la autoridad en otro hecho. Luego fue vinculado al asesinato del trabajador. Esta mañana agentes de la TOE capturaron a su pareja en Barranquitas Oeste.

La búsqueda de los principales sospechosos del crimen de Julio Alberto "Pelado" o "Gordo" Martínez tuvo su fin este lunes por la mañana luego de que agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), detuvieron a la mujer que iba con el hombre que habría matado al albañil en la mañana del 22 de enero.

La detención se dio en el marco de un allanamiento ejecutado por agentes de la TOE en una vivienda de calle Estrada al 4400 del barrio Barranquitas. Allí fue aprehendida la mujer, la cual, según los trabajos de inteligencia, es pareja del principal sospechoso y quien lo acompañaba en la jornada en que Martínez resultó víctima del asalto y terminó muerto a causa de dos estocadas con un cuchillo en la zona del cuello.

En tanto, la captura de quien habría sido el sujeto que asaltó y luego apuñaló a Martínez y le causó la muerte fue distinta a la de su pareja. Es que tras cotejarse los hechos, los pesquisas de la TOE determinaron que un hombre que había sido detenido por otro robo en la zona sería quien pudo ser parte del asalto al albañil.

• LEER MÁS: Dolor y conmoción en barrio San Lorenzo tras el crimen del albañil que iba a trabajar


El mismo había sido detenido unas horas más tarde por agentes policiales que intentaron identificarlo y como el mismo se resistió terminó siendo trasladado hacia la Comisaría. Posteriormente, se cotejó que el mismo posee una causa abierta por robo. En tanto, trascendió que durante el 2017 permaneció en prisión por una "portación de arma de fuego".

Un crimen resonante
Julio Alberto Martínez tenía 48 años al momento de su muerte. Conocido como "Gordo" o "Pelado" en su círculo íntimo, convivía con su pareja y su hijo de 10 años en una modesta vivienda del barrio San Lorenzo, en el sur de la ciudad.

Abocado a las tareas de construcción, su especialidad era colocar cerámicos en las obras en las que era contratado.

En la mañana del 22 de enero, salió de su propiedad con el fin de ir hasta una cochera donde tenía guardado su automóvil, un Fiat Siena, con el cual se iba a dirigir hasta una obra ubicada en el complejo Puerto Amarras de la zona portuaria.

En cuestión de segundos fue abordado por delincuentes que le sustrajeron el bolso el cual contenía en su interior la ropa de trabajo. Con total impunidad decidieron ponerle el fin a la vida de Martínez quien quedó tirado entre la vereda y la calle. Agonizó unos minutos pero las heridas causadas con arma blanca hicieron que el muchacho se vaya de este mundo.

Una semana después, los investigadores pudieron dar con quienes serían sus presuntos asesinos. Mañana, en tribunales, será la audiencia de imputación de los cargos que estará a cargo de la fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Cristina Ferraro.