Judiciales
Viernes 08 de Diciembre de 2017

Cuatro patovicas detenidos por la muerte de un muchacho en un boliche de Gálvez

Serán imputados este domingo en Santa Fe. La detención se dio por orden del fiscal Jorge Nessier. La víctima murió el 24 de septiembre en un confuso episodio.

Cuatro patovicas fueron detenidos este viernes luego de una serie de allanamientos efectuados en las ciudades de Coronda, Gálvez y Arocena, todas del departamento San Jerónimo.

La detención fue ordenada por el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios de Santa Fe, Jorge Nessier, y se dio en el marco de la pesquisa judicial que investiga la muerte de Emiliano Arri (39), ocurrida en el boliche de Gálvez, "On Club" durante la madrugada del 24 de septiembre.

El próximo domingo se llevará a cabo, en tribunales de Santa Fe, la audiencia de imputación donde el fiscal le atribuirá el delito de "homicidio doloso" y posiblemente solicite ante el magistrado del Colegio de Jueces penales que se fije día y hora para tratar la medida cautelar de prisión preventiva.

Los sospechados fueron detenidos en el marco de cinco allanamientos. Dos en Coronda, dos en Gálvez y uno en la pequeña comuna de Arocena, ubicada entre la ruta provincial 80 y la nacional 11.

Todos quedaron a disposición de la Justicia al existir una serie de elementos que los vincularon como quienes habrían tenido participación en la muerte de Arri. Uno de estos elementos fue el informe final de la autopsia realizada al cuerpo del occiso.

Dicho informe, que fue remitido desde la morgue judicial a la Fiscalía de Homicidios el pasado miércoles, reveló que el muchacho de 39 años, que aquella noche había asistido al local bailable, murió por una "causa violenta". Ese dato, entre otros, fue el que motivó a la Fiscalía a pedir la detención de los ahora cuatro detenidos.

Arri falleció extrañamente el 24 de septiembre pasado. A las 4.30, el muchacho, oriundo de la ciudad de Gálvez, fue hasta el baño y cuando salió, según declaraciones de familiares y allegados, fue abordado por los patovicas que prestaban servicios en el local bailable. Tras ser retenido, sus familiares aseguraron que el muchacho fue llevado –esposado– hacia un sector trasero del boliche.

Minutos después se produjo el fallecimiento de Arri, quien quedó tirado en el suelo. Tras conocerse la situación, el caso llegó a la Fiscalía de Homicidios de la capital provincial, donde el fiscal Jorge Nessier, ordenó la autopsia del cuerpo tras tomar intervención en el caso.

En este sentido, como el primer informe realizado en la Morgue Judicial no arrojó demasiados detalles y no pudo detectar la causa de muerte, desde Fiscalía ordenaron que se profundicen nuevamente los estudios y se trate de revelar el motivo por el que perdió la vida.

A pocos días de cumplirse los tres meses del triste y lamentable episodio, la Justicia avanzó en la detención de quienes serían los principales sospechosos del caso por lo que el próximo domingo, a partir de las 9, comenzará el primer paso en los tribunales de Santa Fe.