Judiciales
Martes 12 de Diciembre de 2017

Cuatro patovicas irán a prisión por la muerte de un hombre en un boliche

Están imputados de causar el deceso de Emiliano Arri durante la madrugada del 24 de septiembre en el local On Club, en Gálvez

Tras cinco horas de audiencia, la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Susana Luna, ordenó la prisión preventiva para cuatro patovicas vinculados a la muerte de Emiliano Arri, de 39 años, quien perdió la vida en el interior del boliche "On Club" de la ciudad de Gálvez.

El dictamen fue resuelto a las 15 de esta tarde y ordenó que Juan Pablo "Pali" Rivero, Juan Pablo "Pato" Ortiz, Cristian David Serrano y Claudio Ojeda queden bajo la medida cautelar de prisión preventiva ante el pedido impulsado por el fiscal de homicidios que instruye la causa, Jorge Nessier.

El caso remonta al 24 de septiembre pasado y tuvo su desenlace el viernes pasado luego de que el funcionario del Ministerio Público de la Acusación ordenó la captura de los encausados.

Los cuatro fueron imputados pero de distintas maneras. A Rivero se le atribuyó el delito de homicidio doloso mientras que al resto la figura de partícipes necesarios en las causas que provocaron el deceso de Arri.

El homicidio que fue grabado
Durante la audiencia, desarrollada en la Sala 6 del primero piso de tribunales, Nessier expuso ante la jueza Luna una serie de evidencias que buscar esclarecer el violento episodio ocurrido mientras las luces y los altos sonidos de On Club se hacían sentir.

• LEER MÁS: Cuatro patovicas detenidos por la muerte de un muchacho en un boliche de Gálvez


En este sentido, el funcionario mostró, a través de un proyector, dos registros fílmicos de las cámaras de seguridad del boliche. En los mismos, se pudo observar cómo Arri fue trasladado en medio de un tumulto de personas desde la zona de baños hasta un espacio cercano al guardarropa.

En un video que duró alrededor de 20 minutos, la magistrada y la defensa de los imputados (a cargo de Néstor Oroño y Alejandro Otte) pudieron observar cómo los cuatro personales de seguridad participaron de la retención de Arri. A su vez, también se determinó que participó un agente policial, el cual figura en la causa como "testigo" del hecho.

281154 (1).jpg
Susana Luna, la magistrada que ordenó la prisión preventiva.
Susana Luna, la magistrada que ordenó la prisión preventiva.


El soporte de video permitió al fiscal explicar cómo Rivero fue quien tomó, por medio de una llave de manos, el cuello de la víctima, lo cual produjo un mecanismo de asfixia, mientras el resto de los imputados le sujetaban extremidades del cuerpo.

Para complementar lo expuesto en el video, Nessier leyó una serie de declaraciones testimoniales que fueron recopiladas desde el inicio de la causa hasta el día de la detención de los cuatro hombres. En este sentido, distintos testigos indicaron que vieron cómo los patovicas trasladaron hacia la zona del guardarropa a Arri en medio de la noche.

Sobre esos testigos Nessier se centró en que sería necesario protegerlos y en base a ello fundamentó su solicitud de prisión preventiva ya que los imputados podrían realizar un "entorpecimiento probatorio".

Dijeron su verdad
Tras ser acusados nuevamente por el fiscal y después de un cuarto intermedio, los cuatro imputados declararon ante la jueza Luna. El primero fue Rivero quien narró que aquella noche se enteró que Arri no podía ingresar al boliche luego de haber roto una de las puertas con un bicicletero que se encontraba en la calle.


También explicó que la intención fue sacarlo por la puerta de emergencia y que su accionar fue tomarlo del cuello pero soltarlo luego. "Yo no tenía nada personal con él, la idea era neutralizarlo y que se lo traslade", dijo ante los presentes. "Yo lo que hice fue tomarlo y dejarlo. En ningún momento le causé la muerte", agregó.

A los dichos de Rivero se sumaron los de Ojeda, Serrano y Ortiz. Este último fue quien mayormente dio detalles en torno lo que pasó aquella noche ya que el mismo oficiaba como el jefe de seguridad del boliche ubicado en Belgrano 643, en pleno centro galvence.

El muchacho explicó que en dos oportunidades tuvo problemas con Arri al cual acusó de ser una persona problemática en sus pasos por On Club. En esa línea, reiteró que el hombre fallecido tenía prohibido el ingreso al local bailable.

"En ningún momento vi que Arri tenía asfixia", dijo en torno a los hechos achacados por Nessier. "Las tres veces que nos cruzamos fue siempre así con Arri", remarcó Ortiz en su declaración ante la jueza.

Los dichos de los imputados fueron luego respaldados por sus abogados defensores. En primer lugar Otte sostuvo que no se comprobó con certeza si Arri fue ahorcado. "El informe de autopsia dijo que era una probabilidad", indicó.

Por tal razón señaló que el muchacho murió cinco minutos después de que Rivero lo haya soltado del cuello tras interceptarlo en la zona del baño y llevarlo hacia un espacio cercano al guardarropas.

Al igual que su par, Oroño desestimó la calificación jurídica impuesta por el fiscal Nessier –la de homicidio doloso– ya que argumentó que en un caso así podría evaluarse la posibilidad de que sea calificado como "culposo" o "preterintencional".

En tanto, agregó que todavía queda demasiado por hacer tras sostener que "hay muy poco sustento para sostener la imputación".

Finalmente y luego de cinco horas de audiencia, la jueza Luna determinó que los cuatro patovicas sean alojados con prisión preventiva hasta tanto llegue el juicio oral y público. Asimismoo, la magistrada culminó y sugirió al fiscal Nessier que investigue el desempeño del agente policial que participó del hecho.