Luego de una audiencia que duró poco más de dos horas en el subsuelo de tribunales, el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Patrizi, dispuso que un hombre de 38 años de edad, investigado por un caso de grooming, quede alojado en un establecimiento del servicio penitenciario de la provincia de manera preventiva.

Se trata de un docente, identificado como D. A. L., oriundo de la ciudad de Esperanza (departamento Las Colonias), que fue detenido el viernes pasado en una plazoleta ubicada en la intersección de las calles J.J. Paso y Lino Telfort por agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) de esa jurisdicción.

El domingo pasado fue imputado por la fiscal de Esperanza, María Laura Urquiza, ante el juez penal Héctor Gabriel Candioti, por el delito de grooming, en perjuicio de una menor de edad que es alumna suya en una escuela pública.

El caso

La causa que derivó esta mañana en el dictamen de prisión preventiva tuvo su inicio el pasado 31 de mayo cuando una mujer denunció que su hija había sido contactada por un hombre mayor de edad y que el mismo le enviaba mensajes sospechosos.

Según indicó la fiscal Urquiza, el hoy imputado comenzó una conversación con la víctima que se extendió hasta el pasado viernes, fecha en que los pesquisas de la PDI de Esperanza atraparon al acusado.

"De lo que el docente le dijo a su alumna se desprende claramente que su propósito era cometer un delito contra la integridad sexual de la menor", explicó en su momento la fiscal Urquiza.

La detención del docente se produjo luego de un encuentro pactado -donde se resguardó la integridad de la adolescente- en una plazoleta de Esperanza y estuvo a cargo de los investigadores que se encontraban apostados en las inmediaciones.

En este procedimiento, los agentes también procedieron a secuestrar computadoras, teléfonos celulares, un pendrive y otros elementos de interés para la causa, en el domicilio particular del docente.