La Justicia Federal de Santa Fe condenó este miércoles a un docente santafesino que alquiló su automóvil a un grupo de narcotraficantes para que transportaran, desde Corrientes a Santa Fe una suma total de 250 kilos de marihuana.

La condena dictada estuvo a cargo de los jueces José María Escobar Cello y Luciano Lauría en un juicio abreviado acordado entre el fiscal general de Santa Fe, Martín Suárez Faisal y el abogado particular del imputado, Juan José Patiño. La pena impuesta por el tribunal fue de tres años de prisión para Adrián Eduardo Esteban por "facilitación de elementos para el transporte de estupefacientes". A su vez, deberá abonar una suma de tres mil pesos en concepto de multa.

El reciente fallo es la derivación de una causa conexa que también se tramitó en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe y que terminó, el pasado 19 de junio del 2017, con cuatro narcos condenados. Se trata de los santafesinos Armando Manuel "Nando" Rojas, Pablo Daniel Bordoy, Cristian Mauro Lescano y el santotomesino Sergio Daniel Pelleritti Mallea quienes fueron sentenciados a seis años de prisión como "coautores del delito de transporte de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas".

Tras esa sentencia, el fiscal Suárez Faisal remitió un oficio a la fiscal de Reconquista, Viviana Bruno Campagna, para que se investigue a Adrián Eduardo Esteban ya que el mismo era el titular registral del vehiculo Peugeot 504 dominio UZP-407, en el que se secuestraron los 250 kilos de marihuana proveniente de Corrientes.

• LEER MÁS: Condenaron a "Nando" Rojas, el devoto de la Virgen de Itatí, que terminó preso por traficante

El 12 de septiembre del año pasado, los investigadores del caso lograron localizar a Estaban en la ciudad de Tostado (departamento 9 de Julio). Allí, los agentes de la Sección Capturas de la UR XII de la policía provincial procedieron a detenerlo y posteriormente ponerlo en manos del Juzgado Federal de Reconquista.

En sede judicial, Esteban fue indagado y el 3 de octubre fue procesado como presunto "autor del delito de facilitamiento de elementos necesarios para la comisión de alguno de los delitos tipificados por la ley de estupefacientes, agravado por la participación de tres o más personas en forma organizada". Un año después, el pasado 8 de mayo, la causa se elevó a juicio al Tribunal Oral Federal de Santa Fe.

Se alquiló

La presente condena se retrotrae a una causa iniciada el 2 de abril del 2015, cuando agentes del Comando Radioeléctrico de Villa Ocampo secuestraron del vehículo Peugeot 504 una suma total de 248,741 kilogramos que se hallaban fraccionados en ladrillos distribuidos en distintas partes del automóvil.

Aquel Peugeot 504 estaba siendo remolcado y en una estación de servicio ubicada a la vera de la ruta nacional N° 11, a la altura del km 873, el conductor de la grúa detectó que había cierta irregularidad en el vehículo y fue por ello que no dudó y alertó a la policía de lo que sucedía.

La investigación judicial determinó que aquel auto era proveniente de la ciudad de Santa Fe y que había formado parte de un viaje que tenía como destino la ciudad de Itatí, en la provincia de Corrientes, donde se presume que se cargó el material estupefaciente. Dicho automóvil fue utilizado y guiado por los hoy condenados, Rojas, Bordoy, Lescano y el Pelleritti Mallea, quienes en su momento declararon que habían ido a visitar la Virgen de Itatí y tras su vuelta a Santa Fe simularon una supuesta rotura del auto y alquilaron dicha grúa.

Tras una serie de peritajes telefónicos, los investigadores lograron establecer que el automóvil donde se hallaba el material estupefaciente había sido alquilado por un hombre, identificado como Esteban.

Así lo evidenciaron los mensajes de textos enviados entre los encausados. En este sentido, el fallo judicial contempló una comunicación que mantuvo el 31 de marzo del 2015 entre el hoy condenado y un número intervenido en la investigación. "... Voy a arreglá, má, vite, porque me parece que como el último viaje, y quiere que yo traiga eso, me parece que le viá pedí 25 boló..." (...) "...yo te digo estoy medio cagado porque si el asunto, eh, esa verga, o sea yo tengo que vení cargado y otra cosa, vite, se me acerca el feriado de pascua y eso..." (...) "...entendé, va haber muchos vigi..." (...) "...ese es el miedo que yo tengo, por eso si viajamos hoy y venimos el miércoles, má o meno zafa..." (...)"...sí, aunque este auto no llama mucho la atención...", fueron las transcripciones que lograron establecer los investigadores del caso.

Por su parte se confirmó que Esteban mantuvo contactos con "Nando" Rojas, por medio de mensajes. "El auto está bien, controlo agua y aceite?", "como va el conboy mi auto alquile esta bien", "Están en viaje? Perro meté púa"; recibiendo como contestación "Todo bien estamo en camino" y "Tamos esperando q c lebante el control. Llegaremos a la mañana temprano".

Cuando los agentes procedieron al secuestro del estupefacientes y posterior detención del grupo narco, Esteban intentó comunicarse y le escribió a Bordoy para que le devuelvan el automóvil. "Pablo sé que llegaron a Santa Fe, dónde está mi auto"; "Pablo dónde está mi auto?"; "Pablo a las 11 hs mi auto llegaron 5.20 hs AM sé que me dijiste de repartir unas cosas pero ya está lo necesito para trabajar".

En la misma sintonía, se trató de contactar con Rojas: "Che sé que llegaron a Santa Fe, dónde esta mi auto? Menos mal que eras de palabra Armando. Sos más falso que billete de 3,64 hecho de papel de diario", escribió el docente. Tres años después terminó condenado a tres años de prisión.