Dos adiestradores de caballos del barrio Villa Hipódromo fueron condenados en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe luego de haber sido detenidos con más de un kilo de cocaína tras ser advertidos por agentes del Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional I afuera de una vivienda ubicada en Gorostiaga al 4000.

La pena estuvo a cargo de la jueza de cámara, María Ivón Vella, en el marco de un juicio oral y público celebrado entre la defensa de los imputados, a cargo de Hilda Knaeblein y la Fiscalía General del Ministerio Público Fiscal.

El fallo condenó a Ramón Marcelo Juárez (45), alias "Aladino" y Gustavo Javier Torres (47), a cuatro años y diez meses de prisión efectiva como co autores responsables del delito de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización". En tanto, la sentencia también impuso multas de 50 unidades fijas (3 mil cada una) para ambos.

El caso remonta al 6 de mayo del 2017 cuando agentes del Comando Radioeléctrico de Santa Fe secuestraron de un garage ubicado en Gorostiaga al 4000, una gran cantidad de tubos eppendorf -572- con clorhidrato de cocaína. También hallaron un trozo compacto de cocaína, envuelto en cinta verde y otro con marihuana en su interior.

La llegada de los uniformados al lugar se dio a raíz de que la central del 911 recepcionó aquella noche, cerca de las 3 de la madrugada, que en la zona de Gorostiaga y Lamadrid se había desatado un violento tiroteo entre supuestos vendedores barriales de drogas. Al arribar al lugar, los efectivos lograron la aprehensión de los hoy condenados y de otras dos mujeres que también estuvieron en ese entonces.

Por el hecho, debieron intervenir los pesquisas técnicos de la Brigada Operativa Departamental N° 1 de Drogas del departamento La Capital y posteriormente remitir las actuaciones a la Fiscalía Federal N° 2, a cargo de Walter Rodríguez.

El pasado miércoles, se inició el debate que se extendió hasta el jueves, cuando, en horas del mediodía, se conoció el veredicto condenatorio de la jueza Vella.