Judiciales

Dos mujeres y un hombre presos por el ataque a policías en Sunchales

La medida de prisión preventiva fue impuesta por la jueza Cristina Fortunatto. El hombre fue quien ocultó un arma de fuego sustraída a uno de los ocho agentes atacados

Jueves 07 de Mayo de 2020

Dos mujeres de 24 y 23 años quedaron en prisión preventiva domiciliaria en el marco de una investigación que encabeza el fiscal Nicolás Stegmayer por la agresión a ocho policías cometida en la ciudad de Sunchales el pasado sábado. Así lo dispuso la jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Cristina Fortunatto, en una audiencia que se llevó a cabo esta tarde de forma remota a través de la aplicación Zoom.

Antes de debatir la medida cautelar, el fiscal Stegmayer imputó a las dos mujeres –A. R. P. y C. E. C.– como coautoras de los delitos de robo calificado (por causar lesiones graves en las víctimas, por cometerse con armas y por cometerse en banda); atentado a la autoridad calificado (por cometerse a mano armada, poniendo manos en la autoridad y por ser realizado por una reunión de más de tres personas); daño calificado (por impedir el libre ejercicio de la autoridad y por ejecutarlo sobre bienes de uso público) y desobediencia y violación de medidas contra epidemias. Todos los delitos fueron atribuidos en concurso ideal y de forma agravada por la intervención de menores de edad.

Finalizada la audiencia con las dos mujeres, se inició otra audiencia en la que se debatió acerca de la situación procesal de un hombre de 28 años cuyas iniciales son J. I. T., a quien el fiscal Stegmayer lo investiga como autor de los delitos de encubrimiento por receptación y ocultamiento calificado (por la gravedad del delito conexto) y tenencia indebida de arma de fuego de uso civil. En este caso, la jueza Fortunatto dispuso la prisión preventiva por 30 días.

LEER MÁS: Violenta emboscada con ocho policías heridos, un arma oficial robada y tres patrulleros dañados

Preventiva

“Desde la Fiscalía solicitamos la prisión preventiva sin plazo para las dos mujeres”, sostuvo Stegmayer y agregó que “lo mismo hicimos en la segunda audiencia con el hombre investigado”.

El fiscal del MPA explicó que “la magistrada no dio los fundamentos de su decisión, los que serán informados en el plazo de ley. Por lo tanto –añadió Stegmayer– aguardaremos esos fundamentos para analizar los pasos a seguir y la posibilidad de apelar”.

“Entendemos que los hechos atribuidos a las dos mujeres son graves. Además, una de ellas cuenta con antecedentes penales condenatorios”, argumentó el funcionario del MPA. Por otra parte, también indicó que “lo mismo ocurre con el hombre, quien también tiene antecedentes penales condenatorios”.

Agresión

“Los hechos que investigamos fueron cometidos en la madrugada del sábado pasado en inmediaciones de las calles Rotania y Brasil de la ciudad de Sunchales”, precisó el fiscal. “Las dos mujeres –junto a un grupo de aproximadamente 20 personas, entre ellas dos menores de edad– agredieron físicamente a ocho policías que habían ido al lugar a raíz de un ilícito”.

Stegmayer detalló que “las mujeres actuaron con pleno conocimiento de lo que estaban haciendo y en función de un acuerdo previo acerca de las conductas de cada una de ellas y de las otras personas. Utilizaron palos, piedras, baldosas y otros elementos contundentes”. También subrayó que “uno de los agentes sufrió una fractura, mientras que los otros siete resultaron con traumatismos, escoriaciones y heridas cortantes en distintas partes del cuerpo”.

El fiscal del MPA añadió que “además de las lesiones a los agentes de la fuerza pública, resultaron dañados severamente cuatro móviles policiales”.

Arma sustraída

“El otro hecho que investigamos y en el cual está imputado el hombre de iniciales J. I. T., está relacionado con lo ocurrido en la vía pública en la madrugada”, explicó el fiscal. “Valiéndose de la violencia que ejercieron contra los ocho policías, a uno de ellos le sustrajeron una escopeta oficial, mientras que a otro le hicieron lo propio con una billetera con documentos personales y dinero en efectivo”, remarcó.

Stegmayer explicó que “precisamente, esa arma sustraída ilegítimamente fue recibida por el hombre imputado, quien la aceptó a sabiendas de su origen delictivo. Además, la tuvo en su ámbito de custodia sin la autorización legal para hacerlo y luego la ocultó”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario