Judiciales
Lunes 20 de Noviembre de 2017

Dos policías no cuidaron ni su lugar de trabajo

Dos agentes fueron inhabilitados y deberán pagar una multa por el delito de omisión de los deberes de oficio en Labordeboy. Lo resolvió el juez Eduardo Bianchini en un juicio oral y público que finalizó el martes pasado. Se trata de Marcelo Daniel Rojas y Edgardo Antonio Zanón. El fiscal que investigó el caso es Matías Merlo.

Dos policías identificados como Marcelo Daniel Rojas de 36 años y Edgardo Antonio Zanón de 28, fueron condenados por el delito de omisión de deberes de oficio cometidos en la localidad de Labordeboy (departamento General López).
En el marco de un juicio oral y público desarrollado en los tribunales de Melincué, la sentencia dictada por el juez Eduardo Bianchini ordenó la inhabilitación especial para cumplir funciones en empleo o cargo público para ambos, y también una multa económica para los dos. Para Zanón, la inhabilitación es por seis meses y la multa es de 6 mil pesos; mientras que para Rojas, es de ocho meses y 8 mil pesos.

Qué hicieron para que los condenen
Los hechos delictivos fueron cometidos el 31 de mayo de 2014 y el fiscal del MPA que los investigó fue Matías Merlo.

"Pasadas la 1.40 de la madrugada, Zanón debía cumplir funciones de oficial de guardia en la subcomisaría Novena de Labordeboy y se retiró", informó Merlo. "El condenado no cerró la puerta trasera de la dependencia policial, y omitió tomar las medidas de seguridad necesarias a los fines de resguardar los bienes que había en el interior de la dependencia policial", agregó el fiscal.

"Pasadas las 4 de la madrugada, Zanón regresó al lugar y notó que desconocidos habían ingresado por la puerta trasera de la subcomisaría y sustrajeron del escritorio de la oficina de Sumarios una pistola 9 milímetros; una escopeta calibre 12.70 milímetros y una pistola ametralladora FMK3", relató Merlo.

El fiscal también se refirió al otro condenado e indicó que "por su carácter de jefe de la dependencia, Rojas debía estar cumpliendo sus funciones en la dependencia policial. Sin embargo, se había ido de Labordeboy por motivos netamente personales". En tal sentido, concluyó que "Rojas no cumplió con sus funciones de resguardar los bienes policiales y el correcto desempeño de las funciones del personal a su cargo".