Judiciales
Miércoles 21 de Febrero de 2018

El auto secuestrado por el crimen del barrio Sur formó parte de una fuga criminal en 2017

En julio de ese año fue robado a un remisero de San Jorge por dos sujetos que asaltaron una propiedad en aquella localidad. El lunes, los presuntos autores del crimen del trapito, Sergio Zalazar, fueron detenidos en el mismo automóvil tras una persecución policial.

Mientras la Justicia de Santa Fe investiga cuál fue el móvil del crimen que terminó con la vida del trapito Sergio Zalazar (27), el pasado lunes por la madrugada, comenzaron a surgir nuevos datos en torno al automóvil en el cual se movilizaban los presuntos sicarios que abrieron fuego en barrio Sur y que terminaron detenidos, tras una persecución, en la esquina de 4 de Enero y Domingo Silva, luego de chocar contra una columna.

Es que el automóvil en el que iban a bordo los dos sujetos, identificados como Claudio Alberto V. (38) y Dardo E. (35) –ambos oriundos de Barranquitas–, forma parte de una investigación que se tramita en la Fiscalía del MPA de San Jorge, a cargo Carlos Zoppegni.

Se trata de un Renault Logan blanco, dominio AB343CK, que fue robado en un atraco que tuvo como víctimas a una señora de la tercera edad y a un remisero oriundo de la ciudad de San Jorge.

La sustracción del vehículo ocurrió a media tarde del 26 de julio del 2017, en una vivienda de Moreno al 1100. Allí, dos delincuentes ingresaron, maniataron a la propietaria y robaron dinero y otros elementos de valor. A su vez, según informaron fuentes del caso a UNO Santa Fe, los hampones esperaron un buen tiempo en el interior de la propiedad ya que esperaban que llegue un automóvil que había sido visto para ser robado.

Tras huir, caminaron una cuadra y llegaron a una plaza. Allí subieron a un remís, como clientes, y pidieron que el conductor los traslade hacia la ruta provincial Nº 13. Al llegar a la ruta le pidieron que los lleve hacia el sur pero fue en ese entonces cuando uno de los ladrones sacó un arma de fuego y amenazó al conductor. Unos kilómetros más tarde, fue maniatado y luego dejado en la zona rural. Como pudo, tomó fuerzas y caminó hasta la localidad de Carlos Pelegrini, donde realizó la denuncia del hecho.
Desde ese entonces, los investigadores buscaron establecer el paradero de los ladrones para identificarlos. Inclusive, en una de las cámaras de seguridad colocadas en la ciudad de San Jorge fueron vistos en momentos en que se dirigían hacia la plaza tras el robo en la propiedad de Moreno al 1100.

• LEER MÁS: Persecución en Bº Sur: asesinato, armas de guerra y un auto robado


Con el tiempo, agentes de la Policía de Investigaciones (PDI San Martín) lograron establecer quiénes fueron los autores del robo. Los dos fueron detenidos por orden del fiscal Carlos Zoppegni y luego trasladados al penal de la ciudad de Coronda.

El escape que no se dio

Si bien los dos autores del robo en San Jorge fueron detenidos, el paradero del Renault Logan blanco que fue robado al remisero fue una incógnita hasta la madrugada del lunes con el fatal desenlace del trapito Sergio Zalazar, el cual estuvo involucrado en el atraco a la peluquería Marisa y Walter el pasado 27 de enero.

El homicidio tuvo lugar en 3 de Febrero al 3300, pasadas las 2.10, y ocurrió luego de una persecución que tuvo como protagonista al Renault Logan, en donde iban los presuntos sicarios de Zalazar.

La víctima terminó siendo impactado por un disparo que penetró la zona del tórax, por lo que perdió el control de la moto en la que circulaba junto con su pareja de 19 años. Tras caer a la calzada, Zalazar falleció, mientras que los asesinos huyeron del lugar.

• LEER MÁS: El joven asesinado el lunes en barrio Sur había robado en una peluquería

El escape de la zona del crimen continuó por calle Francia. Al llegar a Suipacha se toparon con un patrullero, al cual esquivaron y continuaron hasta Santiago del Estero, donde doblaron en sentido este y fueron hasta 4 de Enero, en inmediaciones de la plaza Constituyentes.

A partir de allí, y en medio de una cinematográfica persecución, se dirigieron hacia el norte y al llegar a la esquina de Domingo Silva, una mala maniobra hizo que terminen impactando contra una columna del tendido eléctrico y un cartel con la nomenclatura e información de la intersección de las calles.

Luego de impactar, dos ocupantes del Renault Logan fueron aprehendidos por la policía y puestos a disposición de la Justicia. A su vez, los peritos hallaron dentro del vehículo dos pistolas calibre 9 milímetros –una Browning y otra Taurus.

Ambos fueron imputados ayer por la tarde por el fiscal Andrés Marchi, quien les atribuyó los delitos de "homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y por el uso de arma de fuego" y a su vez "resistencia a la autoridad" por el no acatamiento a la fuerza policial.

En tanto, y con respecto al Renault Logan blanco, el funcionario judicial imputó a los presuntos sicarios el delito de "encubrimiento". El próximo viernes, a horario a definir por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ), se definirá si quedan bajo la medida cautelar de prisión preventiva por el crimen de Zalazar.