Oscar Centeno, el chofer del exsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta, que anotó en ocho cuadernos el pago de coimas durante el kirchnerismo, declarará como arrepentido en la causa que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio y que cuenta ya con 13 detenidos.

Centeno se reunió con el fiscal Carlos Stornelli para negociar los términos de su declaración como "imputado colaborador", una figura que permite morigerar su pena. Lo que espera la Justicia es que confirme los escritos en los cuadernos. No se descarta que el chofer sea beneficiado con la libertad durante el proceso.

Hoy comenzaron a ser indagados los detenidos por una presunta trama de pago y cobro de sobornos millonarios durante los gobiernos kirchneristas. Los trece detenidos fueron trasladados a los tribunales federales de Buenos Aires para dar su testimonio ante el juez Bonadio y el fiscal Stornelli, a cargo de la investigación.

En esta causa, hasta ahora, hay más de una docena de exfuncionarios kirchneristas y empresarios presos. El último en quedar bajo arresto fue Carlos Wagner, el extitular de la Cámara de la Construcción, quien se mantenía prófugo y en las últimas horas decidió entregarse.