El Tribunal compuesto por Carolina Castagno, Gustavo Pimentel y Alicia Vivian, por unanimidad, declararon al sacerdote Justo José Ilarraz autor material y penalmente responsable de la promoción a la corrupción de menores, agravada por ser encargado de la educación, en los hechos primero, segundo, cuarto, quinto y séptimo y, por abuso deshonesto agravado por ser guarda de educación en los casos tercero y sexto en concurso real y condenado a la pena de 25 años de prisión de cumplimiento efectivo, más costas y asesorías legales.

Al inicio de la lectura que se realizó ayer al mediodía en la sala del tribunal de Juicio y Apelaciones, la jueza hizo hincapié en la decisión de mantener el anonimato de cada una de las víctimas de sus derechos al resguardo de la intimidad y la decisión de no hacer lugar a los planteos de vulneración de principios y prescripción realizados por la Defensa.

Por otra parte se indicó que se hizo a lugar el pedido de prisión preventiva del condenado bajo la modalidad de arresto domiciliario hasta que la condena sea efectiva y, en consecuencia, se revocó la excarcelación que oportunamente se le concediera. Para este trámite el condenado designará a una persona que suscriba el acta de custodia y se haga cargo de la misma.

TE PUEDE INTERESAR otras notas sobre la causa Ilarraz

Se le colocará una pulsera o tobillera para control de la medida. Hasta que el Servicio Penitenciario se encargue de colocarle el dispositivo, Ilarraz permanecerá en una celda de Alcaidía de Tribunales.

Finalmente la presidenta del tribunal adelantó que se leerá la sentencia completa el viernes 1 de junio, a las 8.