Judiciales
Lunes 27 de Noviembre de 2017

El exdueño de Místico rechazó el juicio abreviado, se arrepintió y el jueves acordaría una pena

Juan Carlos Cisneros fue trasladado hacia los tribunales de Santa Fe esta mañana para cerrar cuatro años de condena pero, minutos previos a la audiencia, se echó atrás y la misma se suspendió. Al rato retrocedió en su decisión.

A más de un año de ser detenido por orden del fiscal Omar De Pedro, el exdueño de Místico, Juan Carlos "Pelusa" Cisneros, continúa en tratativas de firmar un acuerdo abreviado por cuatro años de prisión efectiva por el delito de " promoción y facilitamiento de la prostitución" en el local ubicado en San Martín al 2700.

Esta mañana fue trasladado a los tribunales de Santa Fe para firmar el juicio exprés en una audiencia que debía realizarse en la Sala II del subsuelo. Sin embargo, unos minutos previos al comienzo de la misma le confesó a su abogado particular, Néstor Oroño, que se iba a echar atrás con la medida.

Tal situación causó una profunda sorpresa, no solo en la defensa de Cisneros, sino también en los fiscales que abordaron el caso, De Pedro y Lucila Nuzzo, quienes se encontraban ultimando los detalles del acuerdo. Inclusive, la misma jueza Susana Luna, que debía homologar el acuerdo, mostró cierta incomodidad.

• LEER MÁS: Los dueños de El Stud y Místico cerrarán un juicio abreviado por cuatro años de prisión

La decisión del exdueño del bar de la peatonal motivó que la audiencia se suspenda y que los propios fiscales avancen en la acusación para ir a juicio oral pero, repentinamente y luego de una hora de diálogo con su abogado, cambió su decisión y acordó, de palabra, cerrar los cuatro años de pena, lo cual es el mínimo para el delito que se le achacó desde su detención en agosto del 2016.

Ante tal decisión, se pautó que para el próximo jueves se lleve a cabo una nueva audiencia y así Cisneros asista nuevamente a tribunales y ponga su firma en el abreviado que lleva cuatro meses tratando de cerrarse en la Justicia provincial.

mistico0.jpg
Entre la noche del viernes 12 y 13 de julio del 2016 fue allanado el local.
Entre la noche del viernes 12 y 13 de julio del 2016 fue allanado el local.


El caso se remonta al 2016 cuando en abril de ese año la Agencia de Trata de Personas de la provincia inició de oficio una pesquisa en el local de San Martín al 2700 y en el exbar El Stud, de Lisandro de la Torre y 25 de Mayo, también del centro.

Aquella investigación detectó que en ambos lugares se brindaban los medios para el ejercicio de la prostitución pero que esa actividad se efectuaba en hoteles de la zona céntrica de Santa Fe.

• LEER MÁS: La Agencia de Trata allanó conocidos locales nocturnos de la ciudad


Dos meses después, en la noche del sábado 13 de julio, agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) irrumpieron en los dos locales y procedieron a detener tanto a Cisneros, como así también al dueño de El Stud, Guillermo "Guille" Poch.
Desde ese entonces, los dos quedaron en prisión preventiva a la espera de que la Justicia formule la acusación para ir a juicio. Un año después de tal medida, Poch acordó cuatro años de prisión efectiva en septiembre de este año por "promoción y facilitamiento de la prostitución en concurso real con tenencia ilegítima de arma de guerra".

• LEER MÁS: Ordenaron prisión preventiva para los dueños de Místico y bar El Stud


Dicho acuerdo fue homologado por el juez de Primera Instancia, Jorge Pegassano, el cual sentenció al administrador de la whiskería céntrica a cumplir la pena.

Mientras tanto, el acuerdo de Cisneros permaneció estancado. Es que el mismo debió acordarse en agosto de este año. Inclusive, el mismo imputado firmó un preacuerdo donde asentía hacerse cargo de los hechos que le atribuyó el fiscal De Pedro.

Dos meses después se arrepintió y en la Sala II le dijo esta mañana a su abogado que no firmaría el acuerdo. Al rato terminó retractándose y sostuvo que acordará el próximo jueves.