Leonel C., el adolescente acusado de ser el autor material del crimen de Augusto Paulón, el joven peluquero de la ciudad de Santo Tomé que fue baleado en una plaza del barrio Escalante a principios de año, fue trasladado a la Unidad Penitenciaria N° 2 de Las Flores para continuar con la medida cautelar de prisión preventiva.

Así lo dispuso el juez de Menores N° 2 de Santa Fe, Manuel Games, en una resolución dictada el pasado 30 de mayo, donde resolvió determinar el "encuadre legal" (procesamiento) del menor involucrado en el asesinato.

El dictamen del magistrado ordenó en este sentido que el menor imputado, que tiene 17 años, culmine su paso por la División de Asuntos Juveniles (DAJ), lugar en donde permaneció detenido desde su entrega, hacia el penal santafesino, donde quedó alojado en un pabellón de menores.

En su fallo, el magistrado además hizo lugar a la calificación jurídica que estableció el fiscal del Ministerio Público Fiscal, Carlos Rolando, por "homicidio calificado por el uso de arma de fuego". Dicha calificación fue imputada por el funcionario judicial en el marco de la audiencia indagatoria realizada el pasado 14 de mayo en el Juzgado de Primera Instancia del Distrito de Menores de la 1ª Nominación.

• LEER MÁS: Leonel, el adolescente acusado en el crimen de Augusto Paulón, asumió haber sido el autor

Fuentes del caso indicaron a UNO Santa Fe que, una vez que el menor cumpla la mayoría de edad, el fiscal deberá solicitar nuevamente al juez de Menores que continúe bajo la medida cautelar de prisión preventiva hasta que llegue la instancia de juicio, el cual se tramita de manera escrita.

En tanto, se estima que para agosto o septiembre la Fiscalía a cargo del caso, la N° 4, podría formular la requisitoria de elevación a juicio al Juzgado N° 1 a cargo del juez Games, ya que no existirían mayores avances en la etapa probatoria. Posteriormente, el expediente será remitido al Juzgado de Menores N° 2 para su eventual juicio.

Una muerte por una selfie

La actual situación de Leonel C. se dio luego de que el muchacho se presentara de manera espontánea en el juzgado que instruye la causa el jueves 10 de mayo, junto con su madre y sus abogados particulares, José Mohamad y Horacio Paulazzo.

Tres días después se llevó a cabo la audiencia indagatoria ante el juez Games, donde el joven reconoció que mató a Paulón "por bronca", tras haber visto una selfie que se sacó su exnovia con el peluquero.

Ese violento episodio ocurrió en la madrugada del 19 de enero pasado, en una plazoleta ubicada en Pasaje Cullen y Quintana, del barrio Escalante. Allí, Paulón se encontraba con su primo y un amigo junto a un grupo de chicas, de las cuales una era la exnovia de Leonel C.

Al ver aquella foto, hizo que cerca de las 4, el hoy imputado concurra al lugar motorizado junto a su primo. Primero pasó por la plaza y después de un tiempo prolongado irrumpió, se bajó y ejecutó a Paulón con dos balazos -con un arma de fuego calibre 38- y provocó en el joven dos heridas. Una en un brazo y otra en la zona del parietal derecho.

Leonel C. huyó con su primo en la moto, mientras que Paulón quedó tirado en el suelo hasta que fue socorrido y trasladado al hospital José María Cullen, donde quedó internado. Un día después, el muchacho murió en horas de la mañana en la unidad de terapia intensiva del nosocomio.

Los testigos acusaron en su momento a Leonel C. como el autor de los disparos y a su primo como quien lo trasladó hasta la plaza del barrio Escalante para que mate a Paulón con un tiro en la cabeza. Sabiendo que lo buscaban, el adolescente se fugó y su paradero fue un misterio ya que nunca pudo ser detenido.

No corrió por la misma suerte su primo, Nahuel V. (18), quien el 19 de abril, tras ser buscado intensamente, terminó siendo aprehendido por agentes de la Tropa de Operaciones Especiales en una vivienda en construcción ubicada en el barrio Las Mercedes de la ciudad de Recreo.

El mismo permanece detenido bajo la medida cautelar de prisión preventiva tras la orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Octavio Silva, luego de haber sido imputado por el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Andres Marchi, como partícipe necesario del delito de "homicidio doblemente calificado por la participación de un menor de edad y por el uso de arma de fuego".