Néstor Oroño, el abogado particular del fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Roberto Apullán, apelará el próximo jueves una serie de medidas probatorias que fueron solicitadas por los fiscales rosarinos que investigan la filtración de las escuchas telefónicas que involucraron al ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, en el marco de la causa judicial que derivó en su momento en la detención del exjefe de la Unidad Regional V, Adrián Rodríguez.

La apelación de Oroño se dio en base a un pedido formulado por los fiscales de la Circunscripción N° 2, Juliana González y Gustavo Ponce, quienes pidieron al magistrado en turno del Colegio de Jueces Penales, Eduardo Pocoví, una serie de pericias informáticas a desarrollarse en las oficinas del Ministerio Público de la Acusación de la capital provincial y que ponían bajo la lupa a Apullán; a la fiscal adjunta, María Laura Martí y a otros dos agentes policiales de Asuntos Policiales.

La solicitud fue rechazada por Oroño ya que consideró que las medidas solicitadas por los fiscales rosarinos fueron "con un objeto sumamente difuso e indefinido", por lo que recurrió a la Cámara.

• LEER MÁS: Hacen circular escuchas en las que Pullaro habla de la detención del comisario Rodríguez

Las medidas que fueron solicitadas por González y Álvarez se basaron en que peritaron los teléfonos celulares que le fueron secuestrados a Apullán, a la fiscal Martí y los dos agentes policiales que participaron de la investigación.

A su vez, también pidieron que se periten las computadoras que utilizaron los funcionarios judiciales y así tratar de establecer si existieron salidas o entradas de los archivos de audio que vincularon al titular de la cartera de Seguridad.

Diálogos públicos

Las escuchas en cuestión formaron parte de una investigación judicial que llevaron adelante Martí y Apullán durante el 2017 y que revelaron cómo el ministro Pullaro se contactó con el gobernador, Miguel Lifschitz y el fiscal general de la provincia, Jorge Baclini, el día que detuvieron al exjefe de la Unidad Regional V, Adrian Rodríguez, por una causa de "cohecho".

En una de las conversaciones difundidas, se escuchó cómo el ministro le advirtió al gobernador, el día de la detención de Rodríguez, sobre "una situación que es bastante grave, que la estuve hablando con (el fiscal general Jorge) Baclini recién y es sumamente grave".

"Acaban de detener al jefe de la 5ª, Adrián Rodríguez, que parecía que salía del tema de la causa de las horas Ospe, pero lo que me dice Baclini, que me llamó por Whatsapp, que me llamó muy preocupado por el tema, es que es por cohecho pasivo. Que es por una conversación que tuvo conmigo, ¿entendés? Que yo tuve con todos los tipos (policías) para que se presenten al concurso de (comisarios) generales, yo le digo: "...presentate papá, presentate al concurso, que yo presido el concurso...". ¿Entendés?", le explicó Pullaro a Lifschitz en ese diálogo. Por su parte, el mandatario santafesino solo le respondió un "sí" en dos oportunidades.

• LEER MÁS: Escuchas a Pullaro: "Queremos saber de quiénes son empleados Apullán y Martí"

Para la Justicia, esos diálogos debieron permanecer bajo extrema reserva, pero días después se filtraron y llegaron a diversos medios de comunicación de la ciudad y la provincia y permitieron conocer no solo cuáles fueron las llamadas que mantuvo el ministro con altos funcionarios del gobierno y el propio exjefe de la UR V, sino también con personas de su círculo íntimo.

Vale recordar que la intervención al teléfono oficial del ministro Pullaro se dio tras un pedido solicitado por la fiscal María Laura Martí y que fuera aprobado por el juez Nicolás Falkenberg.

Con fecha puesta

Por fuera de la audiencia del próximo jueves, se confirmó la fecha para la audiencia de constitución de querellante. La misma, según indicó Pablo Cococcioni, que asesora al ministro Pullaro, se llevará a cabo el 25 de julio, a las 9.30, en los tribunales de Santa Fe.