Judiciales
Lunes 04 de Diciembre de 2017

Está detenida por homicidio y busca obtener la domiciliaria para cuidar de su hijo

Se trata de una mujer imputada en el crimen de Lucas Ayala, ocurrido el 21 de abril del 2016 en Perú y avenida Perón. Su abogado sostuvo que el menor se encuentra en situación de vulnerabilidad ya que su padre también está preso.

El cuidado de un niño de ocho años fue tema de debate esta mañana en la Sala 6 de la Cámara de Apelaciones de Santa Fe, luego de que un abogado solicite al juez Mario Netri una atenuación a la prisión preventiva en la que se encuentra la madre del menor desde mayo del 2016.

El pedido estuvo a cargo de Claudio Torres Del Sel, el cual representa a Laura Andrea Dangelo, quien se encuentra imputada en el homicidio de Lucas Ayala, un joven de 24 años que en la tarde del 21 de abril fue ultimado con tres balazos en Perú y avenida Perón del barrio de Barranquitas.

Por ese caso, Dangelo y su pareja, Fernando "Cuca" Díaz (también padre del menor), fueron detenidos días después del crimen y a partir del 11 de mayo ambos quedaron detenidos con prisión preventiva.

• LEER MÁS: Quedó detenido el acusado de asesinar a Lucas Ayala

Desde ese entonces, la defensa de Dangelo intentó lograr que la mujer quede bajo la medida cautelar de arresto domiciliario y así espere el juicio oral -el cual ya cuenta con la acusación presentada- en su casa.

Esta mañana la defensa de Dangelo solicitó la morigeración de la medida cautelar y pidió al juez Netri que la mujer -madre del menor de ocho años y de otra nena de 15- permanezca detenida en su casa.

La fundamentación de Torres Del Sel se basó en un informe que fue elaborado por una estudiante avanzada de psicología, el cual describió la situación en que vive el hijo de la mujer. Dicho informe, sostiene que el niño se encuentran en medio de un cuadro de angustia y con bajo rendimiento escolar al establecimiento educativo a donde asiste. Además, se sumó el testimonio de una docente del niño.

• LEER MÁS: Piden perpetua para "Cuca" Díaz y Laura D'Angelo por el crimen de Lucas Ayala


Según el letrado están todas las condiciones para proteger a este chico. "El niño pide a su madre", sostuvo Torres Del Sel y agregó: "A nadie le importa en el Poder Judicial este niño de ocho años".

El planteo del abogado cuestionó el fallo que revocó la prisión domiciliaria que había obtenido Dangelo meses después de ser imputada y que el pasado 13 de octubre concluyó por haber, según la querella del caso, violado el arresto domiciliario ya que la misma en vez de estar en su propiedad se encontraba en plena peatonal santafesina.

Por tal razón, la imputada terminó siendo nuevamente encarcelada y alojada en el penal de mujeres de la ciudad de Santa Fe.

"Me duele mucho que hablen de mi nene", dijo Dangelo al momento que le tocó dar su palabra al juez Netri. "Nadie más que yo sabe lo que está sufriendo", remarcó entre lágrimas la imputada.

Opuestos
Desde la otra vereda, el fiscal Sergio Alvira, cuestionó el pedido del abogado particular de Dangelo y rechazó la solicitud que busca concluir con la prisión preventiva al sostener que el niño se encuentra a cargo de su abuela y que en caso de que se encuentre en una situación de vulnerabilidad que sea el propio Estado el que accione en cuanto a su asistencia.

Por otro lado, criticó el informe presentado por la defensa, el cual fue confeccionado por una estudiante de psicología. "Llamó la atención la orfandad de rigor técnico que tenía ese informe", señaló.

En la misma sintonía, el querellante de la madre de la víctima, Agustín Roubineau, también compartió lo expuesto por Alvira y pidió que la mujer continúe en prisión preventiva dentro de un penal.

En los próximos cinco días hábiles, el juez Netri deberá determinar si acepta el pedido de la defensa de Dangelo o si ordena que continúe en prisión a la espera del juicio.

No quiso vender drogas y lo mataron
Para la Fiscalía, Dangelo fue quien acompañó en la tarde del 21 de abril a "Cuca" Díaz en una motocicleta que los llevó hasta la esquina de Perú y avenida Perón, donde se encontraba el joven Ayala tomando una gaseosa con amigos.
Allí, según la hipotesis principal del caso, Díaz habría sido quien descendió del motovehiculo y a sangre fría ejecutó a Lucas Ayala, quien murió minutos después cuando fue trasladado hacia el hospital.