Familiares y amigos de Martín Foresto, el empleado policial que en la madrugada del 26 de febrero del 2017 fue asesinado con un puntazo en la zona del pecho, se manifestaron este domingo en la costanera santafesina para exigir que la causa se acelere y concluya en una sentencia.

Por el violento episodio, se encuentra bajo la medida cautelar de prisión preventiva, un recolector de residuos identificado como Juan Carlos Gorosito (38), el cual permanece detenido desde el día del crimen luego de entregarse horas después del hecho que tuvo lugar en la esquina de Iturraspe y avenida Perón, en pleno Barrio Barranquitas.

La muerte de Foresto ocurrió a raíz de una pelea callejera que surgió luego de una discusión automovilística. Es que tanto Gorosito como Foresto regresaban de los carnavales de San Agustín y al cruzarse en la autopista se agredieron verbalmente. Cuando los dos llegaron a la esquina de Perón e Iturraspe, descendieron de sus autos para dar inicio a una pelea que concluyó con el agente policial -que en ese entonces no estaba en funciones- tirado en el suelo con un puntazo, se cree de un elemento contundente, en la zona del pecho.

Tras el desenlace, Gorosito huyó del lugar junto con su familia pero horas después se hizo presente en la Seccional 6ª, donde se puso a disposición de la Justicia provincial. Cinco días después, el fiscal del caso, Jorge Nessier, solicitó la prisión preventiva, la cual fue admitida por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro.

Desde ese entonces, la causa aguarda que concluya en un juicio abreviado o termine en un juicio oral y público. Por ese motivo, la familia de Foresto y amigos, se concentraron este domingo en el Faro de la Costanera santafesina para exigir a las autoridades Justicia.

"Nosotros estamos pidiendo Justicia con esta movilización", dijo al respecto a UNO Santa Fe, Vanesa, la pareja de Foresto, quien fue testigo presencial del hecho. "Hace un año y medio del caso y aún no tenemos respuestas. Nos tienen que van a hacer ocho años o quince de pena. Entonces queremos nos mantengan al tanto de lo que realmente va hacer", explicó.

"Nosotros estamos peleando por una pena ejemplar y justa. Que no haya ningún otro Martín", agregó. "Nuestro pedido hoy es para el fiscal ya que nosotros también tenemos nuestros tiempos. Nosotros merecemos Justicia", indicó Vanesa.

Por último, aclaró que desde el entorno familiar, se busca que la causa vaya a juicio oral y no culmine en un abreviado. "Tenemos la intensión de un juicio oral que es lo que nos corresponde como ciudadanos. Pedimos una Justicia ejemplar", destacó.

"Él -por el imputado- dice haber matado por sus hijos y sin querer o queriendo, mejor dicho, dejó a una nena sin su papá. Es bastante irónico lo que se plantea", sentenció.