Cristian Javier Rivadeneyra (39), alias "Maradona", sindicado como el líder de una poderosa organización narco de la ciudad de Rafaela (departamento Castellanos), que fue desbaratada en 2016, deberá sentarse en el banquillo de los acusados en el marco de un juicio oral y público que tendrá lugar en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe.

El inicio del debate fue fijado para el próximo 1 de agosto, a partir de las 8.30 y será ante el tribunal de jueces camaristas compuesto por Luciano Homero Lauría (presidente), José María Escobar Cello y María Ivón Vella. La acusación estará a cargo del fiscal general, Martín Suárez Faisal, mientras que la defensa tendrá a Federico Scarinci.

En el juicio serán también juzgados los otros miembros de la organización, Rocío Natalí Núñez (29), quien sería la pareja de Rivadeneyra, Eduardo Nicolás Mazzón, alias "Nico" (46), acusado como quien habría conseguido los proveedores, y Valeria Marisol Ramondelli (38), señalada como la comercializadora de los estupefacientes que administraba la banda.

Rivadeneyra llegará al juicio imputado como coautor de los delitos de guarda de semillas utilizables para producir estupefacientes, guarda de elementos destinados a la elaboración y producción de estupefacientes y privación ilegal de la libertad agravada por haberse cometido con violencia y amenazas.

En tanto, la Justicia federal le imputó también "el suministro de estupefacientes a título gratuito agravado por haberse cometido en perjuicio de una persona menor de 18 años", el cual mantuvo privado de su libertad entre el 20 y 28 de junio del 2015 en las cabañas de Saladero Cabal.

El caso se destapó en 2016 y fue a raíz de una investigación judicial que llevó adelante la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales, perteneciente a la Gendarmería Nacional y que se tramitó en la Fiscalía Federal de Rafaela.

La caída

La detención de "Maradona" (también conocido como "Gordo") se dio en la jornada del 2 de marzo del 2016 y fue a raíz de una intervención de la Justicia provincial. Es que el muchacho tuvo un altercado en un local nocturno de la ciudad de Rafaela, ubicado a una poca distancia de una seccional policial.

Algo arrogante, como lo señalaron en su momento, el presunto narco amenazó y agredió a los agentes policiales que intervinieron en dicho altercado, por lo que terminó siendo trasladado a la sede policial. Allí, quedó detenido hasta el día siguiente, pero no conforme con la libertad, "Maradona" amenazó al jefe de la comisaría.

Las amenazas derivaron en la requisa a su vehículo de alta gama donde los numerarios policiales le encontraron un cargador de un arma de fuego, situación que derivó en que el fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Diego Vigo, solicite un allanamiento a la jueza penal Cristina Fortunato, con el fin de encontrar un arma de fuego.

El resultado fue el menos esperado

Al ingresar a la vivienda de J.J. Paso al 1700, los agentes encontraron un arma de fuego, una 9 milímetros, y una serie de elementos que permitieron establecer qué escondía "Maradona" en una de sus propiedades: un total de 390 gramos de cocaína repartidas en envoltorios, semillas de marihuana, una balanza y una prensadora.

El procedimiento impactó rápidamente en la Justicia federal, por lo que el entonces fiscal de Rafaela, Claudio Kishimoto, pidió que se impulsen los allanamientos en distintas propiedades investigadas donde frecuentaba tanto "Maradona", como así también el resto de la organización.

El juez federal Miguel Abásolo hizo lugar al pedido y las inspecciones derivaron en una serie de hallazgos que permitieron establecer el trasfondo narco que rodeaba al hoy imputado.

Una cocina

Los investigadores lograron secuestrar estupefacientes y una serie de elementos que permitieron establecer que la organización habría montado una cocina para producir la droga (éter sulfúrico y ácido clorhídrico -utilizados como precursores-). En uno de los domicilios, en Los Tilos y Los Robles, fue detenida Rocío Natalí Núñez. En tanto, fue secuestrada una camioneta de alto valor, dos motocicletas y dinero en efectivo.

Por su parte, los pesquisas allanaron el complejo Cabañas El Gordo (de ocho cabañas, un quincho y una pileta), ubicadas en la localidad de Saladero Cabal, y secuestraron estupefacientes. En tanto, fue detenido Eduardo Nicolás Mazzón, acusado de conseguir los proveedores de la organización, mientras que fueron secuestradas tres lanchas, propiedad de "Maradona".

Por su parte, Valeria Marisol Ramondelli se entregó cinco días después en el Juzgado Federal de Rafaela, donde se dispuso su detención.

Abierta

Por fuera de esta causa, la Justicia Federal de Rafaela apunta el presunto delito de lavado de activos por parte de Rivadeneyra, su pareja y dos familiares del mismo, Soledad Rivadeneyra y María Cristina Pogoinza, indicaron desde el Ministerio Público Fiscal a cargo de la investigación.

Esta pesquisa judicial pone la lupa en tratar de establecer si los imputados "incurrieron en el posible lavado de activos provenientes del tráfico de estupefacientes u otras conductas afines, ello en virtud del nivel de vida que llevaban, ya que poseían autos y camionetas de alta gama, motocicletas, lanchas y propiedades, que no se condicen con sus ingresos declarados".