Graciela Brondino, la mamá de Marienela, la joven fallecida en 2010 a causa de un arrebato en la calle, presentó un escrito ante el fiscal de la causa con el fin de constituirse como querellante en la investigación que tiene por el momento a una sola persona detenida y acusada de haber intervenido en el robo que le costó la vida a su hija.

La presentación fue por medio de los abogados del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), Federico Lombardi y Agustín Robinau, quienes asesoran a Brondino y que buscan tener participación activa del proceso judicial.

Según pudo saber UNO Santa Fe, el escrito presentado planteó la posibilidad de que se declare la inconstitucionalidad del articulo 5° del Código Procesal de Menores de Santa Fe que establece la imposibilidad de que una persona pueda participar activamente del proceso judicial.

En la causa, que es instruida por el fiscal N° 4 -del viejo sistema procesal-, Carlos Rolando, hay detenida una sola persona, "Bebé" Giménez, conocido también como "Bebé Chazarreta", el cual en la actualidad tiene 24 años.

El mismo permanece alojado en la Unidad Penitenciaria N° 2 de Las Flores desde diciembre del 2017. La detención fue consecuencia de un fallo dictado en la Cámara de Apelaciones de Santa Fe por los jueces Alejandro Tizón, Roberto Prieu Mántaras y Oscar Burtnik, que revocaron la resolución dictada por el juez de Menores, Manuel Games, que había excarcelado al imputado.

Marianela Brondino fue asaltada por dos delincuentes cuando regresaba de su trabajo en su bicicleta en la tarde noche del 28 de abril de 2010 en Gorostiaga al 1900 en Villa María Selva. La joven cayó al asfalto y golpeó su cabeza, por lo que terminó inconsciente. Tras cinco días de agonía, falleció en el hospital José María Cullen.