Judiciales
Jueves 31 de Mayo de 2018

Gran misterio en tribunales por un imputado que tiene tres identidades

Lo detuvieron en la ciudad de Gálvez por una serie de robos ocurridos entre 2017 y 2018. Dijo que se llama de una manera pero los investigadores tienen serias sospechas de que no sea quien dice ser. El sábado se define su libertad.

Un muchacho detenido el pasado miércoles en la ciudad de Gálvez (departamento San Jerónimo) causó un llamativo misterio en una audiencia realizada en el subsuelo de tribunales. El enigma es porque el mismo llegó a la audiencia con tres posibles nombres.

Se trata de un joven sobre el cual pesa haber cometido atracos en propiedades de Gálvez bajo la modalidad de "escruches" entre 2017 y 2018 y al cual le encontraron en la propiedad en donde residía una infinidad de electrodomésticos, inhibidores de señal, múltiples juegos de llaves y hasta dos handies que tenían sintonizada la frecuencia del Comando Radioeléctrico.

Cuando este mediodía fue llevado a audiencia, los interrogantes se hicieron presentes en la Sala 4 del subsuelo de tribunales. Es que cuando el operador de sala le preguntó cuál era su nombre, el imputado dijo que se llamaba Lucas Castañares y que su apodo era "Ale".

La pregunta del operador surgió porque en el calendario de audiencias figuraba como López (o Castañares) Isaías Oscar (o Lucas Alberto), situación que causó ciertas sospechas en torno a cuál es su verdadera identidad.

Algo nervioso, y con el patrocinio legal de la abogada Silvina Corvalán (defensa pública), el muchacho aseguró que ese era su nombre, que su DNI era 33.963.398 y que había nacido el 28 de marzo de 1988 en la ciudad de Gálvez, por lo que tenía 30 años. En tanto, aseguró que su profesión es técnico electrónico, pero cuando el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Pegassano, le preguntó en dónde había estudiado solo dijo que había realizado un curso.

• LEER MÁS: Cayó en Gálvez el hombre de las "tres identidades"


A su vez, las sospechas en torno a su origen familiar generaron más interrogantes. Cuando el magistrado indagó sobre quién era su padre, el hombre no supo qué decir e hizo un silencio. "Perdón, se me pone en blanco mi cabeza, soy un tarado", admitió el supuesto Castañares. Unos segundos después, dijo que su padre vivía en Europa pero que no sabía nada de él. Luego contó que su madre siempre se hizo responsable de su cuidado.

Muchas dudas
Las dudas en torno a la identidad de Castañares le surgieron al fiscal del caso, Marcelo Nessier, quien encabezó la pesquisa judicial, que terminó deteniéndolo el pasado miércoles en una vivienda ubicada en Presbítero Balbiano al 1700 de la ciudad de Gálvez.

Es que la investigación detectó que el muchacho que estuvo sentado en la Sala 4 de tribunales fue identificado como Isaías Oscar López, el cual –según informaron fuentes policiales– habría integrado una peligrosa banda que cometió violentas entraderas en la ciudad de Pergamino (Buenos Aires) hace unos años.

A su vez, los investigadores pudieron establecer que por las redes sociales el muchacho identificado como el posible autor de los robos se presentaba con la identidad de "Roberto Saavedra".

Y como si fuera poco, cuando lo detuvieron el pasado miércoles dijo llamarse Lucas Javier Castañares, el mismo que presentó en tribunales, solo que ante el juez no contó que tenía segundo nombre. Asimismo, agregó que su apodo era "Ale".

El caso
El supuesto Castañares fue detenido a las 7.30 del pasado miércoles en el marco de un allanamiento dispuesto por el juez Octavio Silva, tras el pedido del fiscal Nessier en base a una pesquisa llevada a cabo por la PDI de Coronda y la Comisaría 2ª de Gálvez.

Sobre el mismo recaen todas las sospechas en torno a una serie de robos ocurridos en distintos períodos en aquella localidad del departamento San Jerónimo, desde julio de 2017 y mayo de este año.

El fiscal Nessier le atribuyó este mediodía cuatro de los robos denunciados. En esa línea, lo acusó por "encubrimiento y violación de frecuencia" y por "robo agravado por escalamiento y fractura de puerta y de ventana".

El próximo sábado, en una nueva audiencia –con horario a definir por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ)– se definirá si el muchacho queda en prisión preventiva o transita el libertad el proceso. De igual manera, la lupa estará puesta en saber quién es realmente el joven imputado en tribunales que cierta incógnita causó.