Judiciales

Imputan por femicidio al hombre acusado de matar a su pareja en Alejandra

Además le dictaron la prisión preventiva por dos años. La mujer había recibido amenazas y sufrido varios episodios de violencia de género

Domingo 26 de Enero de 2020

Carlos Ermindo Usprung, el hombre de 65 años acusado de matar a su pareja, cuyo cuerpo fue encontrado calcinado en el interior de un vehículo en la localidad de Alejandra, fue imputado por el delito de femicidio y seguirá preso al dictarse la prisión preventiva por dos años, como lo establece el plazo máximo de ley. Así lo resolvió el juez de la investigación penal preparatoria, Mauricio Martelossi, al hacer lugar al planteo del fiscal de la causa, Aldo Gerosa, en el marco de una audiencia desarrollada en Reconquista.

Al incriminado, quien fue representado por la defensora pública, María Noé Severo, se le achaca haber sido el autor del homicidio de Ana Gabriela Benítez, con quien estuvo en pareja durante “casi dos años, hasta días antes de Navidad de 2019, cuando debió irse a la zona rural cercana de Sunchales”, según indicó el fiscal. Y en ese marco agregó que “luego de numerosos episodios de violencia de género contra ella y de haberla amenazado en reiteradas oportunidades al igual que a su hijo mayor, regresó a Alejandra para reiniciar la convivencia hasta que finalmente la quemó viva dentro del automóvil en el que la invitó a pasear”.

El representante del Ministerio Público de la Acusación sostuvo que el presunto homicida utilizó un bidón de combustible para rociar y prender fuego el auto donde “quemó viva” a la mujer, cuyo hecho se “consumó” la madrugada del sábado 18 de enero, luego de que la invitara “a pasear”. Dijo que el hombre se detuvo en un lugar conocido como “Pirulo” Gómez, en la Ruta Provincial Nº 1, al sur de Alejandra, departamento San Javier y “se aprovechó de que la víctima no podía movilizarse por sus propios medios y habría estado inconsciente por lo que quedó atrapada en el interior del vehículo, hasta fallecer calcinada, quedando prendas de vestir del imputado impregnado de combustible y al ser secuestrada emanaban un fuerte olor”.

Gerosa acompañó su relato con fotos que mostró al juez además de presentar un informe de bomberos que da cuenta que “el fuego se produjo bajo la butaca del acompañante y fue encendido con un elemento externo”, al tiempo que también aportó, entre otras evidencias, el testimonio de “un testigo que pasó por el lugar y vio que el auto estaba vacío, pero al rato observó una llamarada, regresó y encontró a Usprung”. Y a ello sumó un acta policial donde consta que cuando los efectivos llegaron al lugar del hecho encontraron al sospechoso “diciendo que su mujer estaba quemándose dentro del auto”.

El fiscal se mostró convencido de que “el incendio fue intencional, lo muestra el informe de los bomberos, en otra parte dice que el cableado y la manguera estaban en perfecto estado, consumidos por el fuego, pero que no habían ocasionado el incendio”, indicó.

También se valió de un mensaje que la víctima le envió a uno de los testigos, a quien el 5 de febrero le dijo que “haga algo” para quedarse con la tutela de los hijos “porque me quiere llevar a la fuerza y estoy amenazada”, en alusión a su pareja.

Para el funcionario “la intención era matarla y eliminar evidencia. Tengo el móvil, el modo y el medio que lo ubica en el lugar donde ocurrieron las cosas y un informe que dice en principio que el incendio se originó externamente bajo el asiento del acompañante y que habría sido ayudado por un líquido acelerador, en este caso el mismo combustible que estaba en el vehículo que llevaba. El incendio no fue producto de un desperfecto eléctrico”.

El juez fundamentó la imputación y la prisión preventiva al sostener que las evidencias aportadas son suficientes para sospechar de que el imputado es responsable de los hechos achacados, a pesar de que la defensa sostuvo que el fiscal dio “una versión parcial” de lo sucedido y pidió, sin éxito, la libertad del imputado.

Susana Benítez, hermana de la víctima, dijo en la audiencia ante el juez que Usprung “es un tipo violento". "Mi hermana siempre le tuvo miedo y ahora más que nunca nosotros, la familia, tenemos miedo de él, no queremos que quede libre, queremos justicia por ella, por lo que pasó, por los chicos más que nada, los chicos estaban amenazados siempre, cuatro chicos tiene, dos nenas y dos nenes, y todos son menores de edad, queremos que quede preso”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario