Judiciales

Imputaron a un odontólogo santafesino por amenazar con 57 llamadas telefónicas a dos colegas

El odontólogo tiene 41 años y entabló las comunicaciones desde su propio celular, con "Número privado". Las víctimas de las amenazas son un hombre y su hija

Jueves 08 de Abril de 2021

Un hombre de 41 años cuyas iniciales son G. J. P. y cuya profesión es odontólogo, fue imputado este jueves al mediodía como autor de 57 llamadas telefónicas anónimas realizadas con amenazas a dos personas. La atribución delictiva fue efectuada por las fiscales María Lucila Nuzzo y María Gabriela Arri en el marco de una audiencia realizada ante la jueza Sandra Valenti en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Las víctimas de las amenazas con dichas llamadas telefónicas, padre e hija, son odontólogos y desarrollan sus actividades en el hospital Iturraspe, mientras que el imputado de realizar las intimidaciones lo hace en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe).

Los hechos ilícitos investigados por el odontólogo fueron cometidos entre el domingo 14 de febrero y el sábado 3 de abril de este año. Los llamadas telefónicas fueron realizados bajo la modalidad de "Número privado" en perjuicio de un hombre y de su hija, ambos mayores de edad y colegas del imputado.

Amenazas de noche y madrugada

Las fiscales indicaron que “la mayoría de las llamadas telefónicas fueron realizadas a la noche y en horas de la madrugada”. En tal sentido, detallaron que “las primeras 22 llamadas fueron hechas entre las 23.30 del domingo 14 de febrero y las 0.16 del lunes 15 de febrero” y añadieron que “dos semanas después concretó otras 14 comunicaciones, más precisamente entre las 2.11 y las 5.04 del domingo 28 de febrero”.

También enumeraron que “en la madrugada del sábado 20 de marzo hizo seis nuevos llamados; siete más en las primeras horas del domingo 21 de marzo; seis entre el miércoles 31 de marzo y el jueves 1 de abril; y los últimos dos el sábado 3 de abril”.

Las fiscales explicaron que “las comunicaciones fueron alternadas, es decir, llamaba a una de las víctimas y luego a la otra” y precisaron que “se mantenía en silencio, pero permitía que las víctimas escucharan el sonido de su respiración”. En tal sentido, subrayaron que “en una oportunidad, el imputado le dijo «Cuidate» al hombre al que amenazaba”.

“Entendemos que estos llamados realizados por el imputado fueron hechos con el objetivo de amedrentar e infundir temor a las víctimas”, sostuvieron las fiscales y concluyeron que “la modalidad con la que fueron realizados, la insistencia, la duración y la cantidad de comunicaciones entabladas dan cuenta de ello”.

Calificación penal

La calificación penal atribuida por las fiscales al imputado es la autoría de amenazas reiteradas y calificadas (por ser anónimas).

Nuzzo y Arri indicaron que este viernes al mediodía se realizará una audiencia de medidas cautelares en los tribunales de la capital provincial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario