Judiciales
Martes 21 de Noviembre de 2017

Invalidaron la recusación contra un tribunal que está al frente de un juicio por abuso

Así lo dispuso un fallo dictado en la Cámara de Apelaciones que resolvió rechazar las resoluciones y decretos dictados a partir de que la querella de un caso pidió que tres jueces se aparten del debate

A cuatro días de que se cumpla un mes del inicio del juicio por el cual son juzgados Víctor Hugo Baraldo y Nidia Noemí Morandini, ambos pareja y Juan Pablo Baraldo, hijo del matrimonio, por el abuso sexual de un chico de la ciudad de Esperanza (departamento Las Colonias) el debate sigue en medio de un laberinto judicial.

Desde el 3 de noviembre que el juicio se encuentra frenado a raíz de una serie de pedidos de apartamientos presentados por el abogado querellante que patrocina a la madre de la víctima, Martín Risso Patrón, que apuntan al tribunal del juicio. La primera recusación fue contra Susana Luna y luego contra Jorge Pegassano y Octavio Silva.

Los pedidos derivaron en que el pasado 10 de noviembre un nuevo tribunal, compuesto por los jueces Nicolás Falkenberg, Héctor Gabriel Candioti y Eduardo Pocoví, analicen si era correcto y viable la requisitoria presentada por la querella. El resultado es que la Cámara de Apelaciones resuelva qué medida tomar al respecto.

• LEER MÁS: Sigue trunco el juicio por el caso Baraldo: ahora recusaron a otros dos jueces


Como desenlace, un tribunal de alzada, compuesto por Roberto Prieu Mántaras, Fernando Gentile Bersano y Marta Feijoó resolvió invalidar todas las resoluciones y procedimientos adoptados desde que el debate quedó demorado.

En su fundamentos, el tribunal de segunda instancia explicó que con este tipo de "incidentes" judiciales "se pone en juego a la administración de justicia en relación a las exigencias de imparcialidad de los jueces" y asimismo porque "se entrevé la posibilidad cierta de que, a través de un manipuleo indiscriminado del instituto recusatorio, pueda violentarse gravemente la exigencia del juez natural" .

En tanto, los camaristas indicaron que primero deberá tratarse la recusación de la jueza Luna y que serán los magistrados Pegassano y Silva quienes deban estar a cargo de esa evaluación. Posteriormente, tendrá que evaluarse la recusación de estos dos últimos con un nuevo tribunal, tal como lo prevé el Código Procesal Penal en su artículo Nº 70: "No podrán inhibirse ni ser recusados los jueces que integren el tribunal para resolver la recusación".


Por este motivo, el tribunal de alzada determinó invalidar las resoluciones dictadas en primera instancia y las designaciones de jueces emitidas por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ). En efecto, ordenó que las recusaciones sigan tramitándose bajo los artículos 70 y 76 del Código Procesal.


• LEER MÁS: La abuela, el abuelo y un tío juzgados por el abuso de un niño en Esperanza


losbaraldo.jpg


Los jueces habían sido recusados por Risso Patrón por distintas causas. A Luna, el letrado consideró que actuó a lo largo del debate con "parcialidad", mientras que Pegassano y Silva también debían hacer un paso al costado por haber formado parte de ese tribunal que fue dirigido por la magistrada Luna.

A casi un mes

El juicio por el cual son juzgados los Baraldo y Morandini comenzó el 25 de octubre pasado en la sala I del subsuelo de tribunales con los alegatos de apertura de los fiscales del caso, Omar De Pedro y Daniel Filippi y el querellante Risso Patrón.

Los mismos solicitaron penas de más de 20 de años para los tres imputados en delitos vinculados al abuso sexual con acceso carnal de un menor –nieto de Víctor Hugo Baraldo y Nilda Noemí Morandini y sobrino de Juan Pablo– cuando este tenía entre 5 y 9 años.

• LEER MÁS: Recusaron a la jueza penal Susana Luna en el juicio de un menor abusado


En contraposición, la defensa de los tres imputados, a cargo de Eduardo Jauchen y Alejandra Forte, anticiparon en ese entonces que comprobarían a lo largo del debate que la causa formó parte de una mentira iniciada por la madre de la víctima.

El 31 de octubre el debate se reanudó y continuó hasta el jueves 2 de noviembre, fecha en la cual el abogado querellante presentó la recusación contra la jueza Luna. Un día después, pidió el apartamiento de los otros dos jueces que conformaban el tribunal, Pegassano y Silva.