la víctima tiene 15 años

Investigan a una mujer de 48 años por abusar del amigo de su hija

Sucedió en Santo Tomé. A la mujer de 48 años le impusieron la prohibición de acercarse 1.500 metros a su víctima de 15 años o a su familia

Viernes 23 de Agosto de 2019

Ordenaron medidas alternativas a la prisión preventiva a una mujer de 48 años cuyas iniciales son D. R. B., quien está imputada por delitos contra la integridad sexual cometidos en Santo Tomé en perjuicio de un adolescente. Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Luis Octavio Silva, a pesar del pedido de prisión preventiva formulado por la fiscal a cargo de la investigación, Yanina Tolosa.

La funcionaria del MPA imputó ayer a la mujer como autora del delito de abuso sexual con acceso carnal. La víctima es un adolescente amigo de la hija de la mujer.

“Si bien en la audiencia el juez reconoció que hubo un hecho ilícito contra la integridad sexual del menor, no coincidió en las condiciones en las que se consumaron los hechos”, señaló Tolosa. “Desde la Fiscalía entendimos que hubo amenazas y coacciones a la víctima, pero el juez consideró que no fue así. No obstante, atendiendo a que la víctima es menor de edad, el magistrado dispuso restricciones para la mujer”, agregó.

La fiscal del MPA remarcó que “más allá de la situación procesal de la mujer imputada, la investigación que venimos realizando continuará su curso”.

Entre las normas de conducta impuestas a la mujer investigada, la fiscal Tolosa enumeró “la prohibición de contacto por cualquier medio con la víctima y con su familia y una medida de distancia de 1.500 metros”. Asimismo, la funcionaria del MPA agregó que “también deberá nombrar una guardadora, fijar domicilio y presentarse una vez por mes en el MPA”.

Abuso

“El delito que investigamos fue cometido entre junio y noviembre del año pasado, en fechas indeterminadas y de forma reiterada”, informó Tolosa en la audiencia. “Los hechos ocurrieron en la vivienda de la mujer en la ciudad de Santo Tomé”, agregó la fiscal.

Según precisó la fiscal del MPA al referir a las evidencias en las que fundó su imputación, “la investigación se inició a partir de una denuncia realizada por la madre del adolescente el 14 de noviembre del año pasado en el Centro Territorial de Denuncias”. Tolosa detalló que “cuatro días más tarde, la madre de la víctima amplió su denuncia y brindó más detalles ante personal del Área de Género de la Policía de Investigaciones”.

“Entre las diversas medidas realizadas en el marco de la investigación, también se entrevistó a la víctima en cámara Gesell, donde el adolescente pudo describir en detalle lo ocurrido”, sostuvo la fiscal.

Por último, concluyó que “tanto el menor que fue víctima como su madre, están recibiendo contención y asistencia psicológica del organismo de política de género de la Municipalidad de Santo Tomé”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario