Un intento de asesinato y un crimen, los dos ocurridos en el lapso de diez días, es el móvil por el cual este lunes, en la Sala I del subsuelo de tribunales, comenzó un juicio oral y público donde son juzgados un cocinero y su pareja como los autores de semejantes crímenes.

Se trata de Fernando "Cuca" Díaz (42) y Laura D'Angelo (34), ambos acusados de haber acribillado a balazos a Lucas Ayala (24) en la tarde del 21 de abril del 2016 en la intersección de Perú y Perón, en barrio Barranquitas. Los dos también son juzgados por una causa que se inició antes de la muerte de Ayala por la cual se investigaba una tentativa de homicidio ocurrida en Blas Parera al 6900 en donde resultó herido Manuel B., de 19 años.

La investigación estuvo a cargo de los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios, Jorge Nessier y Cristina Ferraro, quienes acusaron a los dos imputados por los delitos de homicidio calificado, con alevosía y por el empleo de arma de fuego. En la misma linea, también le atribuyeron los cargos de tentativa de homicidio calificado por el empleo de arma de fuego. Esa atribución fue además compartida por los abogados querellantes de la causa, Federico Lombardi y Agustín Robinau, del Centro de Asistencia Judicial (CAJ). Por su parte, los dos acusados son representados por Claudio Torres Del Sel, por ´D'Angelo, y Juan Aguilar y Germán Corazza por Díaz.

El juicio fue ante un tribunal pluripersonal conformado por Jorge Pegassano, Rodolfo Mingarini y José García Troiano (presidente).

El inicio del debate fue fijado para las 7.45 del lunes pero se demoró una hora tras un accidente de tránsito, ocurrido en la avenida circunvalación oeste, que impidió el traslado de los presos alojados en el penal de Las Flores, entre ellos los dos imputados en el juicio. Además, D'Angelo, solo estuvo unos minutos en el juicio ya que cursa un embarazo en estado avanzado y volvió a la Unidad N° 4 de Mujeres con sede en el sur de la ciudad.

Buscar justicia

En su alegato, la fiscal Ferraro anticipó que pedirá la pena máxima de prisión perpetua para la pareja acusada tras considerar que los dos fueron quienes intentaron matar a un joven de 19 años el 11 de abril y diez días después ejecutaron a balazos a Lucas Ayala cuando este se encontraba sentado, junto a amigos, tomando una gaseosa.

En la misma sintonía, el querellante, Federico Lombardi, asintió a los hechos atribuidos por la Fiscalía y destacó que a lo largo del debate podría solicitar la producción de nuevas pruebas ya que según explicó hay testigos que habrían sufrido represalias antes del juicio. "Hay testigos que fueron amenazados antes de que llegue el debate", denunció.

Desde la otra vereda, el abogado de D'Angelo sostuvo que pedirá la absolución de su defendida a quien consideró inocente. Lo mismo fundamentó Aguilar quien destacó: "llegamos a este juicio convencidos de la inocencia de nuestro cliente", explicó y agregó "en la audiencia vamos demostrar que Díaz es inocente".

Por su parte, ninguno de los imputados prestó declaración ante el tribunal. Solo Díaz habló, cuando se le tomaron los datos, y aclaró que es "cocinero" y que su patrón lo sigue teniendo como empleado aunque se encuentre bajo la medida cautelar de prisión preventiva.

Debate abierto

En su primera jornada, el juicio comenzó con los testigos citados en relación a la causa que investigó la tentativa de homicidio ocurrida en Blas Parera al 6900 por la que fue victima el joven de 19. Por ese hecho, pasaron un total de 12 testigos que fueron citados por ambas partes. La misma cantidad pasará por la sala por el caso de Ayala.

Para mañana, se espera que preste declaración la madre del joven asesinado, Cristina Centurión, quien desde que ocurrió el crimen de su hijo, no paró de explicar que todo había sucedido a raíz de un trasfondo narco.

El debate continuará hasta el miércoles con la producción de prueba, inclusive, la difusión de un vídeo de las cámaras de seguridad públicas instaladas en las zonas donde ocurrió el violento episodio. A su vez, las partes darán sus alegatos de clausura.

En tanto, el viernes, a partir de las 9, se conocerá el veredicto del tribunal en la sala de audiencias I.