El lunes 13 de agosto en la ciudad de Santa Fe comenzará a funcionar la Oficina de Trámites Sucesorios. Esta nueva dependencia fue creada por la Corte Suprema de Justicia en acuerdo ordinario N° 15 del 8 de mayo pasado.

Con la creación de la OTS, la Corte Suprema buscará imprimir mayor celeridad al trámite de los procesos sucesorios. Entre sus objetivos principales los funcionarios a cargo de la flamante dependencia tendrán que procurar imprimir mayor rapidez y efectividad a la hora de dar respuesta a este tipo de procesos mediante una marcada "especialización" en la materia sucesoria, y con la ayuda de la "estandarización" de los aspectos meramente procedimentales de los mismos.

Para ello, se han llevado a cabo tareas de remodelación y readaptación edilicias e informáticas que la nueva oficina requiere, con el consecuente diseño del mobiliario específico, como así también la reubicación y capacitación del personal judicial que comenzará a desempeñar sus funciones en esta nueva dependencia. Cabe recordar que todo el espacio destinado para el funcionamiento de la OTS tiene aire acondicionado central frío/calor, integrándose al sistema general del Palacio de Justicia.

La puesta en marcha de la OTS implica también dotarla de alta tecnología informática de acuerdo a los usos y prácticas actuales. Para ello, desde la Secretaría de Gobierno de la Corte Suprema se ha dispuesto dotarla del nuevo Sistema de Gestión de Expedientes (Sisfe) que, asimismo, cuenta con la modalidad de Autoconsulta Online.

Con ello, esta nueva dependencia de la Justicia santafesina permitirá descomprimir la labor cotidiana de los juzgados civiles y comerciales, los cuales en la actualidad cuentan con importantes índices de ingresos de causas, cuya magnitud demandan la avocación necesaria de tiempo y recursos de por sí escasos para dicha tarea.

De esta forma, con la puesta en funcionamiento de la OTS, la Corte Suprema de Justicia espera un mejoramiento de los estándares de calidad del servicio de Justicia, aportando mayor transparencia y cercanía a la población.