Este lunes la defensa del agente policial, Edgardo "Cabezón" Baigoría y de Emanuel "Enano" Maximiliano González, ambos detenidos desde el 4 de abril pasado, y procesados en el marco de una investigación instruida en la Fiscalía Federal N° 2 de Santa Fe, solicitará ante un tribunal de jueces de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario el sobreseimiento de sus defendidos.

La apelación estará a cargo de las abogadas Hilda America Knaeblein y Claudia Burgos las cuales, a partir de las 10.30, pedirán a los jueces camaristas, Anibal Pineda, Fernando Barbará y Jorge Gallino, que se revoque el procesamiento dictado el pasado 10 de abril por el juez federal de Santa Fe, Francisco Miño.

En su pedido, las letradas anticiparon que cuestionarán al tribunal la pesquisa judicial, llevada a cabo por el fiscal federal, Walter Rodríguez y ejecutada por la Unidad de Procedimientos Judiciales de Gendarmería Nacional de Santa Fe.

Según las abogadas, se desarrolló una "investigación muy frondosa sobre la periferia de nuestro país donde no se ha comprobado una actividad concreta de sus defendidos", indicaron.

Por otra parte, y en torno a los cuatro transportes de estupefacientes que la Fiscalía le atribuyó a Baigoría y González haber tenido participación, Knaeblein y Burgos sostuvieron que "la imputación consiste en causas de otras personas que están totalmente cerradas como cosa juzgada y con cumplimiento de condena donde mis defendidos nunca fueron citados ni tampoco aparecen con ninguna figura dentro de los expedientes".

• LEER MÁS: Lazos y roles de la organización narco que era liderada por un exagente santafesino

"Hay una gran desconexión, una gran base de datos, es decir, todos satélites que no conllevan a la imputación concreta", precisaron a UNO Santa Fe. "En base a esto y otras debilidades que presenta la investigación y con una gran imaginación, producto de la carga de escuchas, es que vamos a fundamentar nuestros agravios", anticiparon.

"Básicamente esta defensa se va agraviar de los extremos invocados en el procesamiento, dichos extremos están construidos sobre una megainvestigación que abarca episodios anexos que se traen a colación y que no han aportado elementos serios de juicio ni probados", detallaron las letradas.

Por este motivo, pedirán al tribunal de jueces camaristas que se revoque el procesamiento y que se determine una medida alternativa a la prisión preventiva por la cual vienen padeciendo desde su detención, el pasado 4 de abril.

Causa abierta

La pesquisa tiene imputados al "Cabezón" Baigoría y González como autores penalmente responsables del delito de "organizadores de comercio de estupefacientes y tenencia de estupefacientes, agravados por la intervención de tres o más personas y por ser funcionario público". Este último agravante se debe a que el propio Baigoría, al momento de su detención prestaba servicios en la Seccional N° 14 de la ciudad de San José del Rincón. Anteriormente, supo ocupar lugares en la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones. En tanto, por comercializar parte de los estupefacientes, también fue procesado Cristian Mansilla, un vendedor barrial detenido en el marco de los allanamientos.

Por su parte, también fueron procesados en la causa los dos agentes de inteligencia de Gendarmería Nacional, Damian Omar "Perro" Sosa y Santiago Armando Alejo, imputados por "encubrimiento agravado".

Asimismo, el juez Miño también determinó procesar, con libertad, al "arbolito" Carlos "Tincho" Ferrero, acusado de haber facilitado elementos para la actividad del narcotráfico. Dichos elementos se basaron en lograr cambiar dinero en pesos por moneda extranjera que necesitó la organización para financiar la compra de estupefacientes en Paraguay y Bolivia.