Santa Fe
Lunes 06 de Agosto de 2018

La Justicia federal allanó el boliche donde se intoxicaron dos jóvenes

Así lo dispuso el juez federal Nº2, Francisco Miño. Agentes de la brigada antinarcóticos de la Policía de Investigaciones hicieron la requisa. La chica de 24 años sigue internada con un cuadro de intoxicación por estupefacientes con depresión respiratoria y alteración sensorial. La otra joven no requirió internación.

El juez federal Nº2 Francisco Miño ordenó allanar el boliche al que fueron las dos jóvenes, de 24 y de 25 años, que se intoxicaron este fin de semana y que tuvieron que recibir asistencia sanitaria.Agentes de antinarcóticos de la Policía de Investigaciones de Santa Fe fueron hasta el lugar para requisar el local bailable al que asistieron las chicas que terminaron en el hospital Cullen.

El juez intentó recoger cualquier tipo de elemento que sea de interés para la investigación en la que se tratará de determinar si hubo comercialización de estupefacientes dentro del boliche ubicado en ruta nacional 168, ya que una de las pacientes ingresó con un cuadro de intoxicación por estupefacientes con depresión respiratoria.


Una de las jóvenes, la de 24 años, sigue internada en la terapia intensiva del hospital Cullen. Este lunes por la mañana el director del hospital, Juan Pablo Polleti, explicó: "La chica de 24 años permanece internada. Ingresó en estado delicado. La otra joven no requirió observación".

El diagnóstico con el cual ingresó la chica que aún se encuentra en el efector de salud es "intoxicación por estupefacientes con depresión respiratoria y alteración sensorial". "No está confirmado el consumo de alcohol", agregó el director.

Al momento de su ingreso, la mujer presentó depresión respiratoria (dificultades para respirar) y alteración del sensorial (esto último implica desorientación neurológica y de tiempo y espacio). Ante la gravedad de su cuadro recibió asistencia respiratoria. Hasta ahora no se confirmó el consumo de alcohol. En las próximas horas se evaluará si la paciente será trasladada a una habitación común.

En tanto la joven de 25 años no requirió internación y se retiró al poco tiempo de haber ingresado.