Judiciales
Lunes 23 de Julio de 2018

Lo acusan de trasladar en moto a su hijastro para que mate a un adolescente

El hecho ocurrió el pasado 10 de abril y por el mismo un joven de 16 años recibió un impacto de bala en la zona de la axila derecha. Un juez de la Cámara de Apelaciones ordenó que el padrastro continúe en prisión preventiva.

Un fallo de la Cámara de la Apelaciones en lo Penal de Santa Fe confirmó la prisión preventiva para un hombre de 37 años acusado de haber trasladado a su hijastro, menor de edad, para que intente asesinar a un muchacho en abril de este año, según indicó la pesquisa judicial.

El dictamen fue emitido el pasado viernes y estuvo a cargo del camarista Oscar Burtnik, quien consideró que Leonardo Ramón P., alias "El Rosarino", participó de un violento episodio por el cual fue herido Rodrigo Alejandro Ruiz Díaz, el pasado 10 de abril en Azcuénaga y Pasaje sin Nombre, con un tiro en la zona de la axila derecha.

Por el caso también fue detenido en su momento el presunto autor del disparo. Se trata de un menor de edad, identificado como J. A. C., de 15 años, quien quedó a disposición de la Justicia de Menores de Santa Fe.

El pasado viernes, el juez Burtnik resolvió rechazar el pedido de la defensa de "El Rosarino", quien permanece detenido, bajo la medida cautelar de prisión preventiva, desde el 25 de mayo de este año, por orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Octavio Silva. El mismo fue imputado como "partícipe necesario de homicidio calificado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, agravado por la intervención de un menor de edad y tenencia ilegítima de armas de fuego de uso civil y de guerra, todo en concurso real".

Su captura se produjo tres días antes, cuando agentes de la Sección Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) irrumpieron en una vivienda de la avenida Facundo Zuviría y Larrea y procedieron a su detención. En tanto, también le secuestraron dos revólveres, una escopeta y un aire comprimido modificado. Todos los armamentos con sus respectivas municiones.

Pedido
En su apelación, la defensa de "El Rosarino", a cargo de Javier Casco, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, pidió que se revoque el fallo de primera instancia tras plantear que no se "acreditó la intervención del imputado en los hechos atribuidos". Para comprobar ello, el letrado oficial apuntó a la declaración del menor involucrado, quien explicó que nunca fue trasladado al lugar de los hechos por su padrastro. En tanto, el menor también dijo que nunca se le suministró un arma de fuego.

Además, Casco señaló que el secuestro de una motocicleta de la propiedad en la que estaba "El Rosarino", nada acredita para vincularlo a la investigación que se tramita en la Unidad Especial del Ministerio Público de la Acusación.

Por su parte, puso el foco en que el arma supuestamente utilizada "no se pudo establecer cuál era" y tampoco se acreditó el modo en que el imputado le habría facilitado el arma al menor de edad.

Asimismo, el abogado defensor indicó que no existieron riesgos procesales ya que no existe ni peligro de fuga ni entorpecimiento probatorio. En esa línea, el defensor aclaró que el imputado cuenta con arraigo domiciliario, familiar y laboral.

Desde la otra vereda, el fiscal de Cámara, Sergio Alvira, rechazó de lleno la petición del defensor oficial y pidió que "El Rosarino" continúe en prisión hasta que la causa llegue a su eventual juicio.

Fallo confirmado
En su dictamen, el juez Burtnik consideró que las evidencias incorporadas por el fiscal permiten "estimar que existen suficientes elementos de convicción como para fundar una razonable probabilidad de la existencia del hecho y de la autoría por parte del imputado".

Para el magistrado, "en estos momentos y conforme a las evidencias reunidas, hay fragmentos de los testimonios que son creíbles y otros no", en relación a lo declarado tanto por el menor víctima del balazo como así también del hijastro del imputado, que en su declaración trató de desvincular a su padrastro.
Por otro lado, destacó que "tampoco luce determinante la descripción del arma realizada por la víctima, ya que el hecho ocurrió aproximadamente a las 0 horas y luego, el propio agresor confesó haber utilizado un arma de fuego que coincide con la secuestrada del dormitorio del imputado. En definitiva, conforme a las evidencias colectadas, se entiende que en el caso se encuentran elementos de convicción suficientes para sostener la probable participación punible del acusado en el hecho investigado".

Por esa razón, Burtnik falló a favor de la Fiscalía y rechazó los planteos expuestos por el defensor público de "El Rosarino".