Judiciales
Miércoles 07 de Marzo de 2018

Los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci quieren ir a juicio oral

Es porque quieren contar su versión de los hechos que los motivaron a escapar del penal de General Alvear. El trío protagonizó un raid criminal a principios de 2016 en Santa Fe . Hoy el fiscal y la defensa presentaron las pruebas para ir a un futuro debate.

La causa que investiga el paso de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci por Santa Fe en los primeros días de enero de 2016 concluyó esta mañana con la presentación de pruebas en el marco de una audiencia preliminar realizada en los tribunales de Santa Fe.

En la misma el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Estanislao Giavedoni, anticipó que solicitará una pena de 15 años de prisión por tres hechos imputados, mientras que el defensor de los tres acusados, Leandro Miró, del Servicio Público Provincial de la Defensa Pública, sostuvo que pedirá la absolución o un atenuante para la pena.

La presentación de las pruebas será ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkenberg, quien en los próximos días deberá determinar si la causa va a juicio.


En total, el fiscal Giavedoni le imputó tres hechos. El primero fue el de haber robado una camioneta Amarok blanca –dominio CUC 535– en la zona rural de Matilde y haber privado de su libertad al propietario, quien luego fue llevado hasta su departamento de San Jerónimo y Suipacha. Dicha camioneta es la que plotearon los prófugos.

Por ese hecho, fueron imputados Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, por los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego y por ser cometido en poblado y en banda y el de privación ilegítima de la libertad.

El otro de los hechos que le atribuyó Giavedoni, fue el de haber robado la camioneta a una familia de Campo del Medio –departamento Garay. La misma es una Toyota Hilux –dominio LWW 262– que fue sustraída luego de haber volcado la Amarok blanca robada en la zona de Matilde.

En razón de ese episodio, el fiscal le atribuyó a los tres los delitos de robo por ser en despoblado y en bando, privación ilegítima de la libertad y por haber sido cometido con armas de fuego.
Por último, el tercer hecho es en base a haber mantenido privado de su libertad a un hombre en un molino arrocero de Cayastá. Por el mismo, solo fueron imputados Schillaci y Cristian Lanatta.

Toda la intención

Si bien la causa podría terminar en un juicio abreviado, el defensor Miró aclaró que los tres imputados demostraron intención en que se lleve adelante el juicio oral y público. "A ellos se les hizo el traslado y manifestaron expresamente de no aceptar ningún abreviado. Quieren el juicio oral y prestar declaración para dar su versión de los hechos", explicó.

"Es fundamental que se los pueda escuchar a ellos en el juicio para que den su versión de todo lo acontecido", sostuvo.

"El planteo de la defensa es la de acreditar un supuesto de existencia de necesidad justificante o estado de necesidad exculpante", concluyó el defensor del Servicio Público Provincial de la Defensa Pública.

Camionetas, testimonios y varios elementos

Durante la audiencia desarrollada en la Sala 1 de tribunales, el fiscal Giavedoni expuso una serie de elementos que utilizará como prueba en el futuro juicio oral y público que tendrá lugar en tribunales cuando lo disponga la Oficina de Gestión Judicial.

Una de las pruebas que indicó el fiscal que presentará fue el testimonio de José Ignacio Reynoso, el empleado de una empresa, secuestrado por los prófugos el 7 de enero del 2016, cuando fueron descubiertos por gendarmes en la zona rural de Matilde, en el departamento Las Colonias.

A su vez, también se presentaron como pruebas las facturas de compra del material que sirvió para plotear la camioneta que conducía Reynoso, para simularla como si fuera de Gendarmería.

Por su parte, el defensor Miró ofreció al juez Falkenberg, peritajes realizados por la Policía Federal, un médico legista y una entrevista brindada por una persona al Canal 26.

En tanto, el letrado que patrocina la defensa de los tres también pidió que se analice la causa que se tramita en la Justicia Federal de Santa Fe –y que ya se encuentra en el Tribunal Oral a la espera de que se fije fecha de juicio– por el tiroteo que tuvieron los prófugos con gendarmes aquella mañana del 7 de enero.