Judiciales
Viernes 02 de Febrero de 2018

Los sindicados proxenetas de Bº Pompeya tenían a su víctima con cadenas y candado

Ambos fueron detenidos por agentes de Trata de Personas y puestos a disposición de la Justicia federal de Santa Fe. La joven fue obligada a prostituirse en la zona de la terminal de ómnibus durante meses.

Encerrada en una habitación, con una cadena y un candado de por medio. Así, de esa manera fue el calvario que le tocó vivir a una joven que durante meses fue obligada a prostituirse en el centro santafesino tras caer en manos de una pareja que en la jornada de ayer fue detenida por pesquisas de la Agencia de Trata de Personas de Santa Fe.

El martirio vivido por la chica comenzó a ser investigado a mediados del 2017 luego de que la víctima logró escapar de la vivienda donde estaba secuestrada y pudo denunciar la brutal explotación sexual a la que había sido sometida durante dos meses por Fabio Z. y Betiana D., ambos detenidos y puestos a disposición del Juzgado Federal Nº 2, a cargo de Francisco Miño desde la jornada de ayer.

Durante el allanamiento llevado a cabo en Peñaloza al 8000, del barrio Pompeya Oeste, los investigadores, aparte de detener a la pareja, lograron secuestrar elementos que servirán para la causa, entre ellos un candado y una cadena que habrían sido utilizados para poder mantener cautiva a la víctima.

A su vez, también se procedió al secuestro de una motocicleta, la cual, según estiman los pesquisas, era utilizada por los captores para trasladar a la joven diariamente hacia la zona del centro para así ofrecer sus servicios sexuales.

En este sentido, fuentes del caso, revelaron a UNO Santa Fe que la pareja realizaba un seguimiento de la víctima en momentos en que la misma debía "hacer la parada" en la zona de la terminal de ómnibus y alrededores.

Dicho seguimiento implicaba mantener el control para que la joven no escape de las actividades que le obligaban a realizar.

Cayeron luego de meses de investigación
La detención de la pareja se produjo luego de que los agentes de la Agencia de Investigación de Trata de Personas recibió el testimonio de la joven en la sede central del organismo tras escapar de las manos de sus captores.

Posteriormente, la causa fue iniciada en la Fiscalía Federal Nº 2, a cargo de Walter Rodríguez, quien en diciembre pasado solicitó al juzgado el pedido de indagatoria luego de llevar adelante trabajos de inteligencia en torno al caso.

Ayer, en horas de la mañana, los efectivos de Trata de Personas irrumpieron, en conjunto con el GOE, en un pasillo de Peñaloza al 8000. Allí, se encontraban los explotadores sexuales.

En el mismo se procedió al secuestro de un arma de fuego (escopeta larga de doble caño), dos celulares, documentación variada, preservativos, dinero en efectivo y las cadenas de hierro y candados que habrían sido utilizados para el cautiverio que vivió la chica víctima.