Judiciales
Martes 03 de Abril de 2018

"Mirá lo que tengo para vos", la frase previa al homicidio de Castelló en barrio Roma

Así se reveló esta mañana en la audiencia donde fue imputado el acusado, Martín Exequiel Martínez, quien se abstuvo a declarar ante la jueza penal Susana Luna.

A sala llena y con un gran despliegue periodístico por el subsuelo de tribunales se llevó a cabo la audiencia de imputación de Martín Exequiel Martínez, el joven de 20 años que permanece detenido por el crimen de Ariel Castelló, ultimado de un balazo tras intentar defender a una mujer embarazada por las calles del barrio Roma.

Durante la audiencia, la fiscal a cargo del caso, Cristina Ferraro, le atribuyó haber sido quien, minutos después de las 15 del domingo, arribó en una motocicleta Yamaha IBR 125 a Juan Díaz de Solís al 2500. Allí, detuvo el vehículo y con un arma de fuego, una High Power 9 milímetros, amenazó a una mujer que transita su octavo mes de embarazo.

"Mirá lo que tengo para vos", le dijo el acusado y le apoyó el arma de fuego en la panza. Allí intentó sacarle una mochila y una cartera pero ante la llegada de vecinos, Martínez huyó a los tiros, de los cuales uno impactó en la zona abdominal de Castelló, quien en ese momento se encontraba junto a sus seres queridos festejando las Pascuas y al ver el robo, quiso defender a la joven.

Por esas dos situaciones, la fiscal Ferraro le atribuyó dos hechos: "homicidio doblemente calificado por el uso de arma de fuego criminis causae", por el crimen de Castelló y "robo calificado en grado de tentativa", tras el frustrado atraco a la mujer embarazada.

La causa por el momento cuenta con cuatro testigos presenciales del hecho que vieron cómo se desarrolló el violento episodio que le costó la vida a Castelló, quien se desempeñaba como empleado de Vialidad Provincial.

• LEER MÁS: Bº Roma: mataron a un hombre que intentó evitar un robo a una mujer embarazada


audienciacastelló.jpg
La fiscal Ferraro y el defensor del imputado, Rodolfo Mingarini.
La fiscal Ferraro y el defensor del imputado, Rodolfo Mingarini.


También se encuentra secuestrada por los investigadores del caso, la 9 milímetros utilizada para cometer el homicidio, como así dos vainas servidas levantadas por los peritos balísticos de la Policía de Investigaciones (PDI).

Sin hablar

Durante la audiencia imputativa, desarrollada en la Sala I, Martínez se abstuvo de declarar ante la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Susana Luna. Por su parte, su abogado del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, Rodolfo Mingarini, solicitó que su defendido sea asistido por un médico.

El pedido de Mingarini surgió luego de que Martínez llegó a la audiencia imputativa con un fuerte moretón en el ojo derecho y a su vez un raspón grande en la cara.

• LEER MÁS: Vecinos y compañeros de trabajo de Castelló se manifestarán este martes en barrio Roma


La solicitud del letrado fue aceptada por la jueza Luna, quien dispuso que el imputado sea trasladado a la guardia del hospital José María Cullen para ser asistido por los médicos del nosocomio.

El prontuario

El paso de Martínez por tribunales no fue el primero sino que en los últimos años tuvo varios antecedentes ligados a la Justicia penal de Santa Fe. El 2 de agosto del 2014, cayó por la portación de un arma de fuego de uso civil en jurisdicción de la Seccional 4ª. Aquella causa fue instruida en el Juzgado de Menores de la 2ª Nominación. Siete días después salió en libertad bajo la guarda de su madre.

Un año después, el 9 de junio del 2015, fue detenido nuevamente por agentes de la Seccional 1ª por un robo. Dos días después, quedó nuevamente libre, también bajo la guarda de su progenitora.

Ocho meses después, el 28 de febrero del 2016, Martínez volvió a sumar una nueva causa por portación de arma de guerra y resistencia a la autoridad, tras ser detenido por personal de la Comisaría 4ª, pero el 3 de marzo volvió a ganarse la libertad.

El 4 de abril del 2017 fue detenido por pesquisas de la Policía de Investigaciones en una causa por amenazas calificadas y abuso de arma, pero fue beneficiado con la excarcelación tras poder saltear la prisión preventiva con medidas alternativas.

El domingo, pasadas las 15, llegó a barrio Roma, y a punta de pistola quiso asaltar una embarazada. El desenlace fue el peor: Ariel Castelló resultó ultimado con un disparo efectuado por el mismo Martínez.