Judiciales
Martes 05 de Diciembre de 2017

Ofrecen un millón de pesos para quien aporte datos sobre el crimen de Roberto Tira

Así lo dispuso el Ministerio de Justicia de la provincia. El hombre de 75 de años fue asesinado en su casa de Regimiento 12 de Infantería al 2100 en 2015. No hay ningún sospechoso.

A dos años de haber sido asesinado Roberto Tira (75) en su casa de Regimiento 12 de Infantería al 2100 y no haber ningún sospechoso al respecto, el Ministerio de Justicia de la provincia ofrece la suma de 1.000.000 de pesos para quien pueda aportar datos certeros sobre quién fue el autor.

La medida fue dispuesta mediante la resolución Nº 280 y busca recompensar a cualquier persona que aporte datos útiles, relevantes y decisivos al esclarecimiento de los hechos ocurridos el 30 de septiembre de 2015.

Desde la cartera de Justicia también explicaron que la identidad de quienes brinden información y de quienes sean adjudicatarios de la recompensa será mantenida en secreto antes, durante y después de finalizada la investigación y/o proceso judicial.

En este sentido, también se indicó que los datos deberán ser aportados en la sede del Centro de Asistencia Judicial de la ciudad de Santa Fe, ubicado en Salta 2483. A partir de allí, se dará conocimiento a la Dirección Provincial del Programa de Acompañamiento y Protección de Víctimas y Testigos para que tome intervención en el caso.

Por otro lado, la medida excluye a las personas que hubieren tomado parte en la comisión del delito como autores, cómplices, instigadores o hubieran participado del encubrimiento. También quedaron desplazados de obtener el beneficio los miembros de alguna fuerza de seguridad o de algún organismo de inteligencia nacional o provincial. Lo mismo para los funcionarios.

Un crimen impune

El asesinato de Roberto Tira ocurrió en la madrugada del 30 de septiembre de 2015 en su propiedad de Regimiento 12 de Infantería al 2100. Allí, fue golpeado salvajemente en la zona del cráneo y también herido en el abdomen y tórax con un arma blanca.

Los peritajes en su momento arrojaron que el crimen se consumó entre las 3 y 5 de la madrugada de aquel día. En tanto, la inteligencia desarrollada al respecto nunca logró detectar quién fue el autor del hecho.

El caso fue abordado por pesquisas de la Sección Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) bajo la instrucción de los fiscales Cristina Ferraro y Jorge Nessier. A su vez, en 2016, la hija de la víctima, Mariana Tira, se constituyó como querellante en la causa por medio de su abogada particular, Carolina Walker.