Judiciales
Martes 19 de Diciembre de 2017

Ordenaron la detención de Cristóbal López

El juez Ercolini entiende que "violó deliberadamente las medidas cautelares impuestas". Lo investigan por la evasión de unos 8 mil millones de pesos

Los empresarios Cristóbal López y Fabián De Sousa y el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray fueron procesados hoy en una causa que investiga una millonaria evasión en el pago al fisco de un impuesto a la transferencia de los combustibles, entre el 2013 y el 2015.

El juez a cargo de la pesquisa, Julián Ercolini, dictó además la prisión preventiva contra López y De Sousa -quien fue arrestado esta tarde- por entender que ambos violaron "deliberadamente las medidas cautelares impuestas" en el expediente, a diferencia de Echegaray, quien podrá permanecer en libertad.

Se presume que en las próximas horas De Sousa será trasladado al Penal de Ezeiza, en tanto que el abogado de López pidió su excarcelación y, por el momento, se desconoce su paradero. La causa investiga la evasión de 8.000 millones de pesos en el pago al fisco de un impuesto a la transferencia de los combustibles -a través de la empresa Oil Combustibles SA- que, según la acusación, se usó para capitalizar a otras empresas del grupo empresario que lideraba López.

Según el procesamiento, López y De Sousa se beneficiaron de "modo sistemático y deliberado" de "facilidades de pago vinculadas al pago del impuesto a la transferencia de combustibles líquidos", que les facilitó Echegaray, entre mayo de 2013 y agosto de 2015. Sobre los tres imputados se impuso además un embargo por algo más de 17 mil millones de pesos ($17.042.509.692), una suma que se aproxima al valor de la totalidad de los activos que se le atribuyen a López.

Ercolini consideró que Echegaray, en su carácter de titular de la AFIP, otorgó "de manera irregular y en forma consistente, sistemática y deliberada, mediante la inobservancia de los deberes inherentes a su cargo, planes de pago -especiales y generales- a Oil Combustibles SA".

El magistrado detalló una serie de "operatorias" que permitieron que esa firma financiara en el tiempo sus obligaciones fiscales "en forma recurrente con distintos regímenes de facilidades de pago y con una tasa mucho más beneficiosa que si hubiera seguido los canales normales y habituales de exigibilidad".

Según el juez, Echegaray posibilitó que esa empresa "no pagara impuestos en tiempo y forma y utilizara indebidamente y en su propio beneficio ese dinero para capitalizar a las demás sociedades del grupo económico". Evaluó que se originó un perjuicio a las arcas del Estado y que el fisco "dejó de percibir la suma de algo más de cinco mil millones de pesos ($ 5.144.538.391)" y le concedió un plan de pagos "especial de 30 cuotas con un interés mensual del 1,35 por ciento".

En el expediente se estableció que tras adeudar tres períodos fiscales, Oil Combustibles recibió un nuevo plan de 60 cuotas con un interés mensual del 1,90 por ciento. Ercolini dio por acreditada la "materialidad" de los actos que se le imputan a De Sousa y López y entendió que ejercieron un "rol preponderante" en la empresa, "necesario para lograr la maniobra" de evasión ante el fisco.

En tanto, Echegaray sumó hoy un nuevo procesamiento aunque varias causas lo tienen como imputado. Una de ellas es que la investiga el ingreso al país de un auto de alta gama sin pagar impuestos; otra es la que lo vincula con la causa Ciccone y en la que está señalado como quien permitió el salvataje de la empresa y su posterior compra por parte de Alejandro Vandenbroele. También fue procesado por negociaciones incompatibles y defraudación en un expediente abierto sobre la contratación de servicios de limpieza de la AFIP y en otra investigación por falso testimonio y violación de secretos, a partir de una denuncia de Alfonso Prat Gay por el uso de su información fiscal.