Daniel Alberto S. (28) y Carlos Alberto C. (30) lograron esta mañana quedar en libertad luego de que el juez de la Investigación Penal Preparatoria, Héctor Candioti, dispuso medidas alternativas a la prisión preventiva que había solicitado el fiscal Ignacio Lascurian.

Los dos fueron detenidos el pasado martes por agentes de la Seccional 9ª en momentos en que se encontraban cargando muebles de una propiedad de Huego al 3400 donde reside Maximiliano A. Ambos habían llegado hasta allí, según develó la investigación, con el fin de cobrar un "préstamo" que había solicitado la víctima por Facebook y que luego se atrasó en abonarlo.

Por tal razón, los dos sujetos buscaron cobrarse el dinero prestado con los muebles y electrodomésticos que tenía el propietario de la vivienda quien fue golpeado y hasta picaneado en la zona del tórax con una pinza.

El dictamen del juez ordenó una prohibición de acercamiento de 500 metros de los imputados con la víctima y además determinó el pago de una fianza de ochenta mil pesos. En tanto, deberán quedar bajo la guarda de familiares.

El caso ocurrió en la tarde del martes 6 de febrero. La pesquisa judicial sindicó a Daniel Alberto S. y Carlos Alberto C. como quienes irrumpieron en la propiedad de Huergo al 3400, en horas de la tarde.

• LEER MÁS: Pidió un crédito por Facebook, se demoró en el pago y le vaciaron la casa

Mediante patadas, forzaron la puerta y golpearon al morador. Junto a una tercera persona, la cual no pudo ser individualizada, cargaron dos camas, un botiquín de baño, un mueble de algarrobo y otros elementos de valor.

Los vecinos del barrio, al notar que el morador no se encontraba en lo que parecía "una mudanza", alertaron al 911 y en cuestión de segundos arribaron agentes de la 9ª. Allí identificaron a los hoy imputados, mientras que el tercero en cuestión, logró huir con los elementos robados.

Los dos quedaron detenidos e imputados el jueves pasado en la Sala II de tribunales por el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Ignacio Lascurian. Allí, el funcionario judicial les atribuyó tres delitos: el del robo en Huergo al 3400; otro atraco en la misma vivienda en el mes de enero y el de encubrimiento ya que ambos circulaban en una motocicleta que había sido robada.

Este sábado, y con el patrocinio de su abogado defensor, Ignacio Alfonso Garrone, lograron la libertad y así evitaron ir a la prisión de manera preventiva, tal como lo había solicitado el fiscal Lascurian, quien ya anticipó que apelará la medida dictada por el juez Candioti.