Judiciales
Viernes 30 de Marzo de 2018

Pedirán la revocación del fallo que procesó a "Beto" Basimiani por lavado de activos

El abogado defensor del productor bailantero, Néstor Pereyra, presentó el requerimiento de apelación en el Juzgado Federal Nº 2.

Néstor Pereyra, el abogado particular de Raúl Narciso "Beto" Basimiani y su pareja, Angélica González, apeló la medida judicial que dictó el procesamiento por lavado de activos resuelto el pasado 21 de marzo por el juez federal Nº 2 de Santa Fe, Francisco Miño.

El recurso fue interpuesto cinco días después y apunta a que se revoque el procesamiento a Basimiani de los cargos que fueron imputados por el fiscal federal, Walter Rodríguez, que inició la pesquisa en torno a inmuebles y automóviles adquiridos por el productor de cumbia antes de ser detenido en el marco de una causa que lo condenó a seis años de prisión por venta de estupefacientes.

La apelación presentada por Pereyra expresó su falta de coincidencias con el fallo dictado por el juez Miño. En este aspecto, el letrado aclaró que sus defendidos están convencidos de que los bienes por los cuales la Justicia los tiene bajo la lupa fueron adquiridos de manera lícita.

Sin dar demasiadas precisiones, el abogado sostuvo que la apelación, que se llevará a cabo en la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, tendrá fundamentos "muy escuetos" y "muy puntuales".

Pereyra analizó además que no deja de llamar la atención esta nueva causa. "Yo no diría que hay un ensañamiento pero por ahí no deja de llamar la atención que esta gente sea perseguida", sostuvo.

Casas y autos

La nueva causa que afronta Basimiani y González es en torno a dos domicilios ubicados en Mitre al 7900 y Castelli al 1700 del barrio Coronel Dorrego. En los cuales, en el 2016, pesquisas antinárcoticos secuestraron estupefacientes luego de detectarse que aquellas propiedades eran utilizadas como puntos de venta de drogas y eran digitados por Basimiani desde la cárcel de Coronda.

Tras elevarse esa causa a juicio al Tribunal Oral Federal de Santa Fe, el fiscal de Instrucción Rodríguez inició una pesquisa judicial en torno a la titularidad y posición de esas propiedades, las cuales, según presume el funcionario del Ministerio Público Fiscal, fueron adquiridas mediante la venta de estupefacientes.

Por otro lado, el fallo dictado por Miño procesó a la pareja por haber adquirido, sin tener un patrimonio consolidado, el ciento por ciento de dos automóviles: un Mitsubishi Eclipse y un Volkswagen Fox.

Para la Justicia no se condicen los ingresos lícitos que fueron declarados por la pareja Basimiani y su real y concreto patrimonio para adquirir los bienes en cuestión.

A la espera

Basimiani y González no solo deberán afrontar esta nueva causa por lavado de activos, sino que desde 2017 espera en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe un juicio donde serán juzgados ambos por haber tenido estupefacientes con fines de comercialización sirviéndose de dos menores de edad.

Aquella causa fue destapada luego de una investigación iniciada por agentes de la División Antidrogas de la Policía Federal de Rosario, los cuales allanaron la celda de Basimiani en la cárcel de Coronda –y también dos propiedades de Santa Fe– en el marco de la Operación Gringo.