Judiciales
Viernes 22 de Junio de 2018

Piden la captura internacional de una brasileña involucrada en un abuso ocurrido en un hotel de Santa Fe

La Justicia provincial solicitó el paradero de Lindaci D. S. M., señalada como quien participó, junto con un empresario local, del abuso sexual que sufrió una niña. La busca hasta Interpol.

El Ministerio Público de la Acusación de Santa Fe emitió un pedido de captura nacional e internacional para dar con una mujer de nacionalidad brasileña acusada de haber participado en el abuso sexual de una menor de edad ocurrido en un hotel céntrico de la ciudad.

El caso tiene como principal imputado y cumpliendo una medida cautelar de prisión domiciliaria, a un empresario local identificado como Alberto D., el cual fue imputado por la fiscal del caso, Alejandra Del Río Ayala, por "abuso sexual con acceso carnal" en perjuicio de una adolescente de 13 años que reside en Brasil.

El abuso denunciado, según constataron los investigadores, lo produjo el empresario y fue en compañía de una mujer brasileña identificada como Lindaci D. S. M., que en ese entonces era pareja del hoy imputado.

El pedido de captura fue emitido el pasado viernes 15 de junio desde la Fiscalía a cargo del caso y busca encontrar a la mujer para que sea trasladada a los tribunales de Santa Fe y así ser imputada como "coautora" del abuso sexual con acceso carnal.

El caso se remonta al 2 de enero de 2014, cuando en un hotel céntrico de la ciudad, según reveló una Cámara Gesell realizada a la niña, el imputado, quien se encontraba al cuidado de la misma, y la mujer brasileña mantuvieron relaciones sexuales frente a la pequeña.

Posteriormente, la nena fue obligada a tomar una bebida blanca y en las instalaciones del baño de la habitación donde se alojaba el imputado, ya que residía allí, se consumó el abuso sexual.

El caso salió a la luz luego de que la niña tomó valor y le contó a su padre, quien era socio comercial de Alberto D., imputado en el delito.

Desde ese entonces comenzó una investigación en la Fiscalía de Violencia de Género, Familiar y Sexual que derivó en que el 6 de diciembre de 2017, la fiscal Del Río Ayala y el abogado querellante, José Mohamad, soliciten al juez Patrizi la medida cautelar de prisión preventiva.

El magistrado no hizo lugar a esa medida pero ordenó que el imputado permanezca detenido, a lo largo del proceso judicial, con prisión domiciliaria tras haber sido acusado de "abuso sexual con acceso carnal calificado" (por ser cometido por dos personas) en concurso real con "promoción a la corrupción de menores agravada" ya que la víctima es menor de 13 años.