Judiciales
Viernes 04 de Mayo de 2018

Por cuarta vez volvieron a rechazar que Carlos "Tata" Baldomir sea excarcelado

Un juez de la Cámara de Apelaciones desestimó el pedido de la defensa del exboxeador para que llegue a juicio en libertad. Está acusado de haber abusado de su hija menor de edad.

Nuevamente y por cuarta vez, la Justicia provincial volvió a rechazarle la libertad al excampeón de boxeo, Carlos "Tata" Baldomir, acusado de haber abusado de su hija cuando esta era menor de edad. El mismo permanece detenido desde 2016, cuando una comitiva de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) lo detuvo en su casa de la ciudad de Junín, en la provincia de Buenos Aires, por orden del fiscal Omar De Pedro.

La flamante resolución judicial que ordenó que el boxeador continúe en prisión preventiva estuvo a cargo del juez de la Cámara de Apelaciones, Roberto Prieu Mántaras, quien no hizo lugar al planteo de excarcelación que había solicitado la defensa de Baldomir, a cargo de Martín Durando.

El planteo de Durando llegó a la Cámara de Apelaciones luego de que el juez Nicolás Falkenberg, le rechazó, el pasado 26 de diciembre del 2017, la libertad al "Tata" en el marco de una audiencia por el artículo 225 del Código Procesal Penal de revisión de la causa. Ese fallo fue apelado por la defensa y llegó a segunda instancia el 10 de abril.

• LEER MÁS: Por tercera vez, la Justicia provincial le rechazó la excarcelación al "Tata" Baldomir


Durante la audiencia de apelación, Durando consideró que "no se encontraban subsistentes los peligros procesales y que se habían ofrecido medidas alternativas". A su vez, aclaró que Baldomir "no posee antecedentes y la denuncia en su contra se da en un contexto de una demanda civil por alimentos".

Además, dijo que en la causa "solo hay un informe de cámara Gesell" sobre el relato que hizo la hija del "Tata". En tanto, cuestionó que el fallo dictado por el juez Falkenberg en diciembre del 2017 se encuentra "carente de fundamentación sostenido en consideraciones dogmáticas y preconceptos" por lo que "deviene en ilegítimo y arbitrario".

Opuestos
Los planteos de la defensa fueron rechazados por el fiscal de Cámara, Sergio Alvira, quien argumentó que el relato de la menor en cámara Gesell fue creíble y que también existe el riesgo procesal de fuga por parte de Baldomir en caso de que quedara en libertad.

En la misma sintonía, Alejandro Otte, quien patrocina la querella de la madre de la víctima, concordó con el fiscal Alvira y reiteró su rechazo a la excarcelación de Baldomir. Por otro lado, valoró el relato de la menor en la cámara Gesell y consideró que el mismo fue "en un ambiente adecuado, libre de coacción, realizado de acuerdo para evitar la revictimización".

"Yo llegué como deportista gracias a mis cuatro hijos"
En medio de las acusaciones, "Tata" Baldomir se defendió y dijo en la apelación que desde el 2010 se encontraba viviendo en la localidad de Junín y que a partir de 2012 sus hijos fueron a visitarlo todos los años en temporada de vacaciones.

"Dígame, si abuso de la menor va a ir de vacaciones a mi casa y todo lo que pone en el Facebook y WhatsApp. Sus fotos y sus dichos los escribe ella, no lo digo yo, lo dice ella. Hace un año y medio que estoy privado de mi libertad", sostuvo el excampeón del mundo de boxeo.

"Fíjese en los mensajes de mi hija de lo que era el padre para ella, tengo todos los mensajes, si una chica es abusada no puede escribir eso. Yo llegué como deportista gracias a mis cuatro hijos porque yo vendía en la calle", agregó.

Que continúe la medida
En su fallo, Prieu Mántaras avaló lo de Falkenberg, que ordenó que Baldomir continúe en prisión preventiva hasta que llegue el juicio. A su vez, remarcó necesario señalar que en la audiencia de revisión de causa "se expusieron cuestiones que no eran novedosas y no importaban nuevos elementos probatorios que permitieran una nueva discusión y posterior decisión".

En cuanto a los planteos de la defensa de Baldomir, sobre la veracidad del relato de la víctima, el magistrado de segunda instancia opinó que las pruebas presentadas por la defensa fueron "informes elaborados a pedido de parte y sin intervención de las partes contrarias, ni jurisdiccional y por profesionales que no actuaron como asesores técnicos en el momento de la realización de la diligencia".

Dicha prueba aportada por Durando, "se contrapone con un anticipo jurisdiccional de prueba –la cámara Gesell– realizado cumpliendo con todos los recaudos que la ley procesal establece para dicha diligencia", explicó el juez en su fallo dictado el pasado viernes 27 de abril.

Por tal razón, Prieu Mántaras analizó que el fallo de primera instancia "ha valorado correctamente por qué los informes presentados por la defensa no resultaban suficientes para desvirtuar el relato, en las circunstancias en que fueron presentados, considerando en consecuencia que nada se ha explicitado en concreto para acreditar que la niña miente".