Ricardo Luján, el exsubsecretario de Puertos y Vías Navegables, fue imputado este miércoles por el delito de enriquecimiento ilícito estando al frente del organismo entre 2006 y 2012, año en que fue removido de su cargo.

La imputación fue en el marco de la audiencia indagatoria desarrollada ante el juez federal N° 2 de Santa Fe, Francisco Miño, quien lo citó para que explique el patrimonio adquirido. Dicha audiencia se realizó esta mañana a partir de las 10 y contó con la participación de su abogado defensor, Nestor Oroño y el fiscal que investiga el caso, Walter Rodríguez.

Quien también terminó imputada por el mismo delito fue su expareja, Cleo Imhof, que fue su esposa hasta el 2013, cuando ambos firmaron un divorcio y culminaron su relación conyugal.

La causa tuvo su inicio cuando una persona llegó el 26 de diciembre del 2016 al Juzgado Federal N° 2 y denunció a tres personas por enriquecimiento ilícito. Dos de ellas eran Luján y su exesposa. A partir de allí, desde el Juzgado le corrieron vista a fiscal Rodríguez quien ordenó una pesquisa y pidió analizar el patrimonio de los denunciados.

• LEER MÁS: Citaron a indagatoria a un exfuncionario nacional por enriquecimiento ilícito

A partir de la investigación, que estuvo en gran parte organizada por la Dirección Provincial de Investigación Patrimonial, se detectó que el exfuncionario nacional tenía una inconsistencia financiera de $2.598.704 de pesos en sus bienes.

Dicho patrimonio se basa en propiedades ubicadas en la ciudad de Santa Fe y en la zona del Tigre -provincia de Buenos Aires- y también cuatro automóviles de alta gama, un cuatriciclo y un viñedo en la provincia de Mendoza. En tanto, los investigadores también detectaron que Luján habría compartido una cuenta bancaria con el exsecretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime.

Sin declaraciones

Luego de haber declarado durante una hora y media, Luján salió del Juzgado Federal junto a su abogado particular Oroño. Sin dar ninguna declaración el exfuncionario cruzó calle 9 de Julio y continuó en dirección a calle Zazpe, hacia el este.

Por su parte, quien sí dio declaraciones a la prensa fue su defensor quien destacó que los elementos con los que se manejó la Fiscalía, a lo largo de la investigación, no son para nada exactos.

Según indicó Oroño, su defendido declaró en la audiencia y trató de justificar su patrimonio. "Explicó algunas cuestiones, verbalmente y otras las hicimos por escrito, entendiendo que la variación patrimonial que se le atribuye se encuentra practicamente justificada", precisó el letrado en la puerta del juzgado.

"Entendemos que hay elementos con los que se ha manejado la Fiscalía que no son exactos. La denuncia fue realizada por un señor que no conocemos, un tal Piget, la cual es totalmente temeraria e infundada", cuestionó Oroño.

"Yo entiendo que hay datos que son totalmente falsos, uno de ellos atribuirle la cotitularidad de una cuenta bancaria con Ricardo Jaime. Eso es fácilmente comprobable ya que con un pedir un informe al Banco Central se podría despejar esa cuestión", agregó.

Consultado por el viñedo que figura dentro del patrimonio de Luján, el abogado defensor aclaró que "fue producto de la venta de un bien que correspondía a su esposa y eso es simultáneo y se puede acreditar perfectamente que con la venta en Santa Fe se invirtió en ese emprendimiento en Mendoza".

Oroño además sostuvo que le llamó la atención que la Fiscalía no haya convocado a un organismo nacional para analizar el patrimonio ya que la pesquisa estuvo a cargo de la Dirección Provincial de Investigación Patrimonial dependiente del gobierno provincial. "Mereció un planteo de nulidad de mi parte en cuanto a que el fiscal, en lugar de recurrir como es habitual en estos casos por la jurisdicción y la naturaleza del asunto, como es un peritaje por parte del cuerpo de contadores de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, recurrió a un organismo provincial que ha realizado un dictamen que consideramos que es sumamente cuestionable y endeble", destacó.

Por último y en torno a si el denunciante del caso y Luján eran conocidos, Oroño concluyó que "supuestamente se habrían conocido en sus épocas de juventud, en la militancia de la Juventud Peronista en los años 80".