Judiciales
Viernes 29 de Diciembre de 2017

Por qué piden que sea liberado el policía que mató a un ladrón en barrio Candioti

La defensa de Emiliano Navarro, el agente que ultimó de un balazo a Walter Alarcón en 2016 tras un tiroteo, interpuso un recurso de apelación donde pide la libertad o una medida alternativa a la prisión preventiva.

La defensa de Emiliano Navarro, el agente policial que mató de un balazo a un ladrón que asaltó una rotisería en barrio Candioti tras un tiroteo, interpuso un recurso de apelación luego de que el pasado 22 de diciembre la Justicia provincial ordenara que continúe en prisión preventiva en el marco de una audiencia de revisión de causa.

La presentación estuvo a cargo de los defensores Martín Ávalos y Martín Risso Patrón, quienes fundamentaron por qué el efectivo policial –hoy apartado de la fuerza–, que por ese entonces prestaba servicios en la Seccional 3ª, debe quedar en libertad o bajo una medida alternativa al juicio.

El homicidio tuvo lugar en calle Maipú, entre Las Heras y Belgrano, en la noche del 11 de marzo del 2016. Walter Alarcón, un joven oriundo del barrio Chalet, ingresó a una rotisería en Belgrano y Bulevar Gálvez. Con un revólver en mano amenazó al propietario y a los empleados y se llevó la ganancia de la caja registradora.

Al cruzar Bulevar y notar la presencia de agentes policiales, Alarcón abrió fuego en medio de una gran cantidad de comensales que se encontraban en dos conocidos bares de ambas esquinas. El tiroteo continuó por Castellanos y Belgrano y culminó en Maipú y Las Heras, donde Alarcón recibió un disparo de arma de fuego en el cráneo. Horas después se constató su fallecimiento en el hospital José María Cullen.
El porqué de la liberación

"Hemos conseguido que declare un testigo clave, por ser la única persona que se encontraba al momento en que se produce el disparo que acaba con la vida de Alarcón, más allá de los dos policías. Esta declaración desacredita por completo la teoría del caso de la fiscalía, que solo se apoya en tres declaraciones disímiles y contradictorias de un supuesto cuidacoches", así de esa manera, los abogados lo señalaron en su escrito presentado en la Oficina de Gestión Judicial de Segunda Instancia.

• LEER MÁS: Irá a prisión un agente que ultimó a un joven que había robado un comercio de barrio Candioti


Para la defensa de Navarro, la resolución se encuentra viciada porque considera el testimonio clave propuesto por la Fiscalía –un trapito– como cierto o indiscutible cuando por sus contradicciones el mismo debió ser dejado de lado aun antes del testimonio de un vecino que reside en la zona donde ocurrió el violento desenlace fatal.

A este punto de vista, la defensa cuestionó el "apriete" que presuntamente sufrió el testigo impulsado por la Fiscalía el pasado 19 de octubre del 2017 cuando en su propiedad recibió múltiples disparos de armas de fuego por parte de desconocidos.

En tanto, el escrito agrega que "el cuestionamiento a la resolución se centra fundamentalmente en dos cuestiones bien concretas y visibles. Por un lado, la inacción de la Fiscalía, limitando el ejercicio del derecho de defensa de Emiliano Navarro; y por otro, las contradicciones del testigo, cuyo testimonio ha quedado total y absolutamente desvirtuado con la declaración del vecino propuesto por la defensa, quien relató clara e indiscutiblemente que él fue la única persona que se encontraba en el lugar –a excepción de los policías y Alarcón– en el momento del desenlace del hecho", explicaron Risso Patrón y Ávalos.
En este sentido, los defensores sostuvieron que la causa no tuvo mayores avances por lo que indicaron cierta inacción de la Fiscalía, ya que "más allá de la prueba testimonial del supuesto cuidacoches, lo que se efectuó con la anuencia de esta defensa, ninguna otra prueba fue producida hasta el presente. No solo respecto del hecho más gravoso, sino tampoco de las demás imputaciones".

• LEER MÁS: Crimen de Alarcón: el testigo clave volvió a incriminar al policía imputado

Otro de los puntos en que hizo hincapié la defensa fue el testimonio aportado por un testigo propuesto, el cual según los defensores "puso en evidencia al cuidacoche que atestiguó en contra de Navarro".

"Resultó tan creíble su testimonio que ni siquiera fue contraexaminado, cada pregunta que se hacía en relación a los detalles afirmaba más su presencia en el lugar y la indiscutible veracidad de lo que apreciara", resaltó el recurso interpuesto por los letrados.

Los letrados que patrocinan a Navarro fundamentaron además que desde su lugar han instado a todas las medidas de prueba que resultan conducentes para el esclarecimiento del hecho. Desde testigos, producción de una pericia balística, pericial mecánica para determinar el trayecto hasta el vehículo policial vinculado al hecho. "Es decir ha efectuado todo lo necesario para instar las pruebas de manera que no es posible endilgar a esta parte riesgo procesal alguno. Por el contrario, los acusadores no han producido hasta el momento la mayoría de las probanzas peticionadas", remarcaron los abogados.

Pedido

Tras sus fundamentos, Risso Patrón y Ávalos ya anticiparon que pedirán la libertad para Navarro pero, en caso de no hacerse lugar a la solicitud de libertad provisional, los letrados pidieron que el tribunal de alzada a cargo de dictaminar ordenen una medida alternativa a la prisión preventiva.

Asimismo, los defensores anticiparon que, en caso de que el fallo sea adverso, recurrirán en queja a la Corte Suprema de Justicia de la provincia y si así lo requiriera irán a la Nación.