Judiciales
Martes 05 de Diciembre de 2017

Quedó imputado un agente de Infantería acusado por un crimen en Santa Rosa de Lima

La Justicia le atribuyó la autoría del homicidio de Ezequiel Bellodi, un convicto que se encontraba con salida transitoria y que en la noche del 18 de junio de 2016 fue ultimado con un balazo en la cabeza.

Un año y medio después de haber sido asesinado Gonzalo Bellodi en el barrio Santa Rosa de Lima con un tiro en el cráneo, la Justicia provincial ordenó la detención y su posterior imputación a un agente policial que presta servicios en el Cuerpo Guardia Infantería de la Unidad Regional I como el autor del hecho.

Se trata de un hombre de 47 años a quien el fiscal de Violencia y Corrupción Institucional del Ministerio Público de la Acusación, Ezequiel Hernández, imputó este martes en los tribunales de Santa Fe por homicidio agravado (por el empleo de arma de fuego) y doblemente calificado (por alevosía y por ser cometido abusando de sus funciones como integrante de una fuerza de seguridad).

La víctima se encontraba en medio de una salida transitoria ya que purgaba una condena en la Unidad Penitenciaria de Las Flores por robo.

• LEER MÁS: Denuncian que la policía mató a un preso en un confuso episodio


El fiscal además le atribuyó otro hecho que tuvo lugar en un boliche de Bulevar Gálvez. Por ese suceso, se abrió una causa por amenazas coaccionantes calificadas por el uso de arma de fuego.
Los dos hechos fueron imputados en una audiencia llevada a cabo ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Héctor Gabriel Candioti.

Por la espalda

La pesquisa judicial determinó que Bellodi fue asesinado alrededor de las 20 del 18 de junio del 2016 en inmediaciones de un bañado ubicado entre las calles Arenales y Mendoza, del barrio Santa Rosa de Lima.

En su momento, la versión oficial indicó que la víctima se había tiroteado con el hoy imputado, el cual se encontraba acompañado de otro efectivo policial, también de la misma fuerza.

"El imputado –cuyas iniciales son A.F.Z.– estaba en funciones y realizó numerosos disparos a la víctima con el arma reglamentaria y con la intención de quitarle la vida. Los disparos fueron hechos de forma artera y aprovechando la situación de indefensión en la que estaba Bellodi", precisó el fiscal Hernández.

"La víctima estaba desarmada y huyendo por su vida, razón por la cual se introdujo en una zona de bañados. Quedó de espaldas al imputado, quien volvió a dispararle y logró impactarlo en el cráneo, lo que le causó la muerte de forma inmediata", agregó.

Sobre la otra causa, Hernández indicó que el suceso ocurrió el sábado 3 de junio de este año a la madrugada en un local bailable ubicado en Bulevar Gálvez al 2200. "Minutos antes de las 3.30 amenazó a uno de los empleados de seguridad del comercio, mientras le apoyaba una pistola 9 milímetros en la cintura", relató. En tal sentido, Hernández aclaró que "el imputado actuó de esta manera para que el empleado del boliche no interviniera en un disturbio que el mismo imputado había generado en el lugar".