Judiciales
Martes 28 de Noviembre de 2017

Rechazaron el pedido de apartamiento de una jueza al frente de un juicio por abuso

Así lo dispuso un fallo emitido por un tribunal que evaluó los planteos presentados por la querella del caso contra la magistrada Susana Luna. En el debate son juzgados los abuelos y un tío de un menor de edad de Esperanza.

El tribunal de jueces compuesto por Octavio Silva, Jorge Pegassano y Sergio Carraro (presidente) determinó rechazar la recusación contra la jueza Susana Luna que había sido presentada por el abogado Martín Risso Patrón, quien patrocina a la madre de un niño víctima de abusos en la ciudad de Esperanza.

El pedido de apartamiento presentado por el letrado surgió a raíz de que el mismo consideró que la jueza, la cual conduce el debate en el que son juzgados los abuelos del niño, Víctor Hugo Baraldo y Nidia Noemí Morandini y el tío del menor, Juan Pablo Baraldo, obró con falta de imparcialidad.

La recusación fue presentada el pasado 2 de noviembre luego de dos jornadas intensas de debate en la Sala I del subuelo de tribunales en el marco del juicio oral y público donde la Fiscalía (a cargo de Omar De Pedro y Daniel Filipi) solicitó, en su alegato de apertura, más de 20 años de prisión para los tres imputados.

• LEER MÁS: Recusaron a la jueza penal Susana Luna en el juicio de un menor abusado


En sus fundamentos, el tribunal enumeró punto por punto los planteos que había postulado la querella y en este sentido sostuvo que "ninguna de las causales de recusación invocadas revisten entidad de dudas razonables o legítimas sobre la imparcialidad de la recusada".

Sobre lo que destacó Risso Patrón, de que se sintió "increpado", el tribunal señaló que "encuentra solo fundamento en el ámbito conjetural e hipotético del mismo y por esa sola razón, no puede ser atendida".

En cuanto al destrato hacia la madre del menor, que fue testigo en el debate, la cual tuvo que –según el querellante– soportar una audiencia "maratónica", el tribunal consideró que "la prolongación de las audiencias o alongadas esperas de los testigos en la antesala son vicisitudes inmanentes a los juicios y sus impredecibles duraciones".

• LEER MÁS: Definen si la jueza Luna debe presidir el tribunal de un juicio por el abuso de un niño


En tanto, el tribunal agregó: "Jamás se pidió al tribunal o se privó a la testigo de cualquier asistencia profesional o contención de un referente emotivo y es más, la Fiscalía y la querella contaron con sus profesionales médicos y/o psicólogos asistentes al acto, en todas las audiencias".

El fallo también se refiere al "tono burlón" que cuestionó la querella de parte de la magistrada. Sobre ello, el tribunal determinó que "asignarle un tono burlón a la poco feliz expresión de la magistrada sobre el agradecimiento al querellante acerca de la «clase campestre», relativa al cacareo de los gallos explicado por este como origen etimológico del careo, resulta de cariz subjetivo, excesivo y desmesurado como causal de recusación, ubicados en el contexto de las audiencias del debate con continuas interrupciones recíprocas y acaloradas discusiones".

La resolución dictada hizo hincapié además en la denuncia por falso testimonio que había realizado la defensa de los imputados, a cargo de Eduardo Jauchen y Alejandra Forte, contra la madre de la víctima. "El tribunal en pleno solamente se limitó a canalizar una denuncia de la defensa a los fines de su investigación, sin que ello importe alguna valoración por parte del tribunal sobre los hechos denunciados", sostuvo el fallo.

En esa línea, los magistrados consideraron que el tribunal del juicio, presidido por Luna, solo "encarriló la denuncia al Ministerio Público de la Acusación en cuanto ámbito adecuado de su análisis".

Por último, el tribunal definió rechazar la "inhibición" que planteó la jueza Luna, tras haber sido denunciada ante la Corte Suprema de Justicia por la madre del menor (a través de la abogada Carolina Walker). "De ningún modo la invocada denuncia posterior reviste entidad objetiva como para dar andamiento a su inhibición", señaló el fallo.